Clama CCI por detener el ‘éxodo’ campesino

0
59
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
La venta de tierras ejidales en Tamaulipas alcanza niveles muy graves, porque ante la situación de pobreza, las familias siguen migrando hacia las ciudades, denunció Rosario López Medina.

La dirigente estatal de la Central Campesina Independiente (CCI) dijo que frente al problema es urgente que el Gobierno federal diseñe una política pública que arraigue a las familias en el campo.

Aunque no hay cifras oficiales al respecto, porque ninguna instancia de Gobierno se ha preocupado por hacer un censo, estimó que el 50 por ciento de las tierras ejidales ya fueron vendidas.

Además de la venta de tierras, hay otra importante superficie ejidal que está rentada o abandonada de plano, precisamente por la condición de pobreza de los productores.

El problema es mayor en municipios como Cruillas, San Carlos, San Nicolás, Méndez y Burgos.

“Es urgente generar mejores condiciones de vida en el campo y eso solamente se logra con inversión que genere empleo”, indicó.

Consideró que es tiempo de llevar al campo fuentes de trabajo paralelas a la agricultura y ganadería, porque es la mejor forma de evitar que las familias se sigan yendo a las ciudades.

“Necesitamos maquiladoras u otro tipo de empresas que representen una buena alternativa de empleo para las familias. Es tiempo de que el campo deje de depender solamente de la agricultura y ganadería. Eso daría otras alternativas a las nuevas generaciones”, señaló.

López Medina dijo que, a la vez deben crearse escuelas de nivel medio superior y superior en la zona rural, porque sería otra forma de evitar la migración campesina.

“Otra razón por la que muchas familias se van a las ciudades, es para darle educación a sus hijos, por lo que si se quiere evitar que eso siga sucediendo hay que acercarles las escuelas”, mencionó.

Confió en que el Gobierno federal tenga una radiografía completa de la situación imperante en el medio rural, para QUE diseñe una estrategia que frene la crisis en los ejidos.