Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Johannesburgo. – Una maestra fue suspendida de su trabajo en la escuela primaria Schweizer-Reneke, de Sudáfrica, luego de compartir una foto en donde se puede apreciar como sus niños están divididos por el color de piel, generando protestas.

En la fotografía se puede ver como un grupo de niños negros están en la parte trasera de la fotografía, mientras los blancos están al frente, todos con una sonrisa, en un hecho que a muchos les recordó al pasado, cuando los negros eran discriminados y separados del resto de la población.

Los alumnos pertenecen al Grado R, (para niños de entre cinco y seis años) y, luego de la polémica, Sello Lehare, director de la escuela, informó que la separación se trato en función de los alumnos sabían hablar inglés y afrikaans.

Algunos medios de la localidad informaron que los padres de familia separaron a sus hijos del plantel educativo por miedo a su seguridad.

«Todo lo que vi eran mensajes de los padres blancos diciendo ‘gracias, gracias’ (tras el envío de la foto en el grupo de mensajería), pero nadie decía nada de la separación de los alumnos», contó al portal sudafricano Times la madre de uno de los niños.

Aunque ya ha transcurrido casi un cuarto de siglo desde la llegada de la democracia a Sudáfrica, el racismo sigue latente en muchos sectores de la sociedad, siendo un tema de gran sensibilidad pública.

Con Información de: BBC y El Debate

Comentarios