Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Un niño de seis años que se encontraba jugando afuera de su casa en un lugar en donde van de paso los tráileres, se encuentra muy grave luego de haber bebido gasolina y que el bidón con el que jugaba se incendiara

Cuando la madre de César Emilio escuchó los gritos de su hijo salió de su casa y lo vio envuelto en llamas, por lo que de forma inmediata llamó a los paramédicos de los bomberos de la localidad de Berjemillo, situado en el municipio Mapimí, en Durango.

Más tarde los elementos de seguridad arribaron y le brindaron primeros auxilios al menor, quien tuvo que ser trasladado al IMSS de Gómez Palacio, en donde hasta el momento se encuentra en cirugía por quemaduras de segundo y tercer grado en las manos y el rostro.

El agente del Ministerio Público se presentó al hospital para tomar conocimiento en base a las declaraciones de la madre, ya que se desconoce como es que el menor de edad logró tener acceso al bidón de gasolina.

Con Información de: El Debate

Comentarios