Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Según la autopsia de Julen, un niño de dos años de edad cuyo cuerpo fue encontrado sin vida durante la madrugada de esta sábado tras caer en un pozo, el menor sufrió un «traumatismo craneoencefálico severo» y «politraumatismos compatibles con la caída».

Según datos preliminares citados por El Mundo, este golpe lo causaron las piedras y otros materiales que cayeron sobre su cuerpo cuando cayó por el pozo de 25 centímetros de diámetro.

Anteriormente, ya se había informado que la caída de Julen el 13 de enero en la provincia española de Málaga, fue producto de una excavación ilegal de 107 metros de profundidad, la misma fue «rápida y libre», y «llegó hasta los 71 metros y se topó con un suelo de tierra».

Con Información de: RT Sepa Más

Comentarios