Aprender de la experiencia

0
167
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Alfonso Daniel Ramírez Garza.-

La pobreza, la ignorancia, y la corrupción, son algunas de las principales causas que generan las carencias para la mayoría de los mexicanos, no es difícil de probar esto, México es uno de los países con más desigualdad en el mundo, por lo que es fácil percibir que no es suficiente generar crecimiento económico, se debe repartir adecuadamente.

Para esto necesitamos que los niveles de gobierno trabajen sin distingo, sin odio, ni revanchas políticas, que trabajen para todos los mexicanos, realizando mecanismos que permitan la distribución correcta de los recursos, tanto para quienes producen, como para quienes consumen, y sin dejar de lado a quienes los necesitan y que por injusticias o descuido del mismo sistema, hoy no tiene acceso a los beneficios.

Ni el gobierno Federal, ni el de los estados y municipios podrán ser equitativos, en tanto sigan pensando como partidos políticos, una vez pasadas la elecciones, los gobiernos instalados son de pueblo y ya no de un partido político, la competencia de los partidos genera gasto y revancha que pagamos los ciudadanos.

Somos nosotros los que tenemos que aprender a pensar como ciudadanos responsables, tenemos que madurar como sociedad para saber exigir a los gobiernos, somos los ciudadanos quienes tenemos que respetar las leyes y reglamentos, para tener la legitimidad de demandar el cumplimento de nuestros derechos.

Creo que el proceso evolutivo político es a base de padecimientos y experiencia, que generen cambios, pero es necesario aprender de esa experiencia, el problema no son los partidos políticos, es que hemos permitido que abusen los representantes de estos, una persona no es mejor o peor por el color de su camisa, en cambio si estaría dispuesta a cumplir con sus responsabilidades si el faltar a estas conlleva consecuencias.

Estaremos más cerca de la solución cuando, nos fastidie que los partidos políticos gasten el dinero nuestro para convencernos a nosotros mismos de que nos conviene ellos como la mejor opción, necesitamos que quienes busquen la responsabilidad de dirigir los destinos públicos, adquieran la responsabilidad, y busquen realmente servir al pueblo que se deben.

Mientras la política sea un negocio, seguirá la compendia económica metida en el sector público, y seguiremos siendo nosotros los que paguemos ese negocio, un buen principio sería la coordinación de los tres niveles de gobierno, en donde la competencia entre ellos, sea buscar con su servicio nuestra aprobación.

Porque el gobierno de un solo partido político no fue la solución, ya lo vivimos por muchas décadas, el PRI gobernaba todo y la competencia económica seguía, únicamente era entre los mismos priistas, la diversidad de ideas, de representantes si es positiva y genera contrapesos.

Más bien es una amenaza que el poder resida en un solo hombre, la experiencia nos lo ha dejado muy claro, y no solo en la historia universal, aquí en México lo padecimos ya por muchos años, es mejor el equilibrio mientras transitamos por el propio proceso evolutivo.

 

LA OPINIÓN DE UN GRANDE

“Curiosamente, los votantes no se sienten responsables de los fracasos del gobierno que han votado”.

Alberto Moravia (1907-1990) Alberto Pincherle. Escritor

 

NOSOTROS

Experiencia.

Un proverbio oriental dice: “Cuando el arquero dispara gratuitamente, tiene con él toda su habilidad, cuando dispara esperando ganar una hebilla de bronce, ya está algo nervioso, cuando dispara para ganar una medalla de oro, se vuelve loco pensando en el premio y pierde la mitad de su habilidad, pues ya no ve un blanco, sino dos”.

Su habilidad no ha cambiado pero el premio lo divide, pues el deseo de ganar le quita la alegría y el disfrute de disparar, quedan apegadas allí, en su habilidad, las energías que necesitaría libres para disparar. El deseo del triunfo y el resultado para conseguir el premio se han convertido en enemigos que le roban la visión y la armonía.

La experiencia nos provee de habilidades obtenidas empíricamente, el arquero con experiencia, como ya ha fallado y acertado, ya sabe que no cambia nada cuando falla o acierta, y se puede concentrar en el blanco, la falta de experiencia hace que el arquero divida su atención entre el premio, su miedo a fallar y la diana.

 

LA OPINIÓN DE UN GRANDE II

“La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede”.

Aldous Huxley (1894-1963) Novelista, ensayista y poeta inglés.

Comentarios