Se pierde 60% de pesca por contaminación, aseguran

0
138
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Shalma Castillo.-

Cd. Victoria, Tam.-
Ante la problemática de contaminación por hidrocarburos en costas tamaulipecas, asociaciones ambientalistas de Tamaulipas hacen un llamado al Gobierno federal para actuar en consecuencia.

“La presencia de hidrocarburos en el Golfo de México y las plataformas marinas está provocando que en los últimos dos años a la fecha tengamos la pérdida de hasta el 60 por ciento de pesca en Tamaulipas”, sostuvo Ricardo Cruz Haro, presidente de la Asociación Abogados Ambientalistas.

Dijo que los riesgos de la salud pública y al medio ambiente a causa de la técnica de extracción de hidrocarburos denominada “fracking” en Tamaulipas, el agua que usa por millones cúbicos en cada pozo queda inservible para el consumo humano.

En torno a ello, mencionó que hasta el 2015 se tenían destacados cien pozos de fracturación hidráulica ubicados en Reynosa, San Fernando, Río Bravo, Méndez y Cuenca de Burgos, en donde empresas extranjeras tienen más de diez años explotando esos pozos.

A esta amenaza se asocia la introducción del gasoducto Tuxpan-Texas, que ya ha causado severos desastres naturales, mortandad de la fauna marina a lo largo de la costa tamaulipeca, refirió.

Por ello, han planteado una serie de propuestas al Presidente de la República; la cancelación de contratos y rondas de licitaciones de bloques petroleros.

La cancelación de cualquier exploración, explicación de gas y de petróleo en yacimientos convencionales y no convencionales. También impulsar una modificación constitucional que cambie el estado jurídico integral que propicia la violación de nuestros derechos humanos y colectivos, así como el despojo ilegítimo de territorios.

Generar mejores condiciones para el ejercicio del derecho humano al agua, poner fin a sus contaminaciones, restauración de nuestros ecosistemas, para producir alimentos, evitar su privatización y democratizar su gestión.

Asimismo, informó sobre la denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) canalizada a la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (Asea), y debido a la omisión de información y seguimiento, se ha programado un amparo en la Ciudad de México.

“Todo esto está provocado excesivos daños, mueren especie por oxidación de agua, accidentes por negligencia y, aunque ya tenemos denuncias en Profepa, no dan respuesta, por ello se ha programado el juicio de amparo en contra de Asea, para obligarlo a que conteste al respecto de esa investigación para sancionar a empresas responsables”, puntualizó.

Comentarios