La dialéctica insoslayable del poder gubernamental

0
71
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Ciriaco Navarrete Rodríguez

La dialéctica del poder gubernamental es insoslayable porque solamente de esa manera es posible evitar caer en la catastrófica improvisación, lo cual con frecuencia sucede en los Ayuntamientos, en los Gobiernos de los Estados, y en la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, y por supuesto, también está sucediendo en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y se debe a que esa es la cultura política, surgió en México, y los mexicanos la heredamos desde el segundo tercio del Siglo XIX.

Y sobre esa realidad debo precisar que la improvisación gubernamental es consecuencia del presidencialismo totalitario que nos heredó el nada grato cardenismo, porque tal como lo he referido en repetidas ocasiones, el creador de esa supuesta democracia, fue el Expresidente Lázaro Cárdenas del Río, padre del Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano (dos veces candidato presidencial), y abuelo de Lázaro Cárdenas Batel, actual Jefe de Asesores del Presidente López Obrador.

Esa realidad, es evidente que ya se prologo a lo largo de 84 años, cumplidos el día uno de diciembre del año 2018, y desafortunadamente, aunque el presidente López Obrador, insiste, un día sí y otro también, en expresarnos sus buenas intenciones para resolver la problemática nacional, no supera el inconveniente de que todo quede en buenas intenciones.

Hago una breve aclaración dirigida especialmente a mis amables lectores, y consiste en precisar que, así lo pareciera, yo no soy adversario del Presidente de la República, pero como académico experimentado, y politólogo con visión universal, me siento obligado a ofrecer mis aportaciones cognoscitivas y cognitivas, para que todos podamos normar nuestros criterios sin salirnos de los saberes verdaderos.

Por eso, estoy seguro de que todos los gobernantes del mundo deben ejercer el poder público con base en la metodología en la que la dialéctica sea la principal prioridad, tanto en la planeación, como en la programación, de todos sus proyectos y acciones de gobierno, pero si por alguna razón no saben que el método dialéctico es la herramienta didáctica que nos permite entender con claridad, que todos los procedimientos gubernamentales se pueden llevar a cabo solamente de dos maneras, enseguida se las explico:

Primera.- Forma inductiva.- Es aquella en la cual, se inicia una tarea por la parte más sencilla, hasta llegar a lo más complicado.

Segunda.- Forma deductiva.- En este caso, se hace necesario principiar una obra de gobierno a partir de lo más complicado.

Sin embargo, también debo decir que se puede alternar, lo fácil con lo complicado, es decir, lo inductivo con lo deductivo, según las conveniencias, y particularmente en los quehaceres gubernamentales.

Aclaro también, que no era mi intención ofrecer una cátedra de Didáctica Gubernamental, pero me siento obligado a brindar esa resumida aportación, porque soy un experimentado académico mexicano de casi 78 años, y para buena suerte mía, todavía me siento con ánimos para contribuir al mejoramiento de la comprensión conceptual del sano ejercicio del poder público.

Eso me hace recordar a Sócrates, ese gran sabio griego, que a nivel mundial es reconocido como el Padre de la Filosofía, cuyo legado fue reconocido después de su muerte, y gracias a los “Diálogos de Platón”; pero también me recuerda aquella máxima que pronunció en el patíbulo, momentos antes de tomar la “cicuta”, poderoso veneno con el que fue ejecutado por haberse atrevido a asegurar que “los fenómenos del mundo sólo se pueden explicar con base en el agua, la tierra, el aire y el fuego”, y sus últimas palabras fueron: “Más vale una muerte honrada, que una vida sin gloria”.

Desde luego que mis modestas aportaciones, en nada se comparan con la grandeza del pensamiento de Sócrates, pero en materia de saberes verdaderos, hay una clara empatía filosófica que todas y todos los seres humanos debemos privilegiar, sobre todo en esta época de la maravillosa Internet.

E ‘mail: [email protected] …Facebook: Ciriaco Navarrete rodríguez.

 

 

Comentarios