¿Óscar Luebbert a Morena?

0
572
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Eleazar Ávila.-

Estaba en camino de Aguascalientes cuando me llamaron para calentarme la oreja. ¿Sabías que Óscar Luebbert Gutiérrez ya casi está en el Movimiento de Regeneración Nacional? Me preguntaron.

No lo sé de cierto, respondí, pero lo que sí sabemos es que al de Reynosa, el sistema PRI, le privó en tres ocasiones el ser gobernador de Tamaulipas, donde ha sido alcalde dos veces, diputado local y senador.

Dicen que lo que no descubre el agua lo descubre el tiempo, pero en este caso no creo que sea para tanto, le preguntaremos y les diremos, que en estos tiempos de transición nacional, ya nada me extraña.

Mientras nos sigue pareciendo interesante que conforme avanza la administración de Andrés Manuel López Obrador, muchos son los que no se han adaptado a la nueva forma de hacer las cosas y es que fueron muchos años de enorme socavón que, hablar de corrupción, parece para el Jefe de Estado, una fuente inagotable de argumentos.

Por ahora lo que nos parece interesante dar seguimiento es el asunto de los liderazgos sindicales, donde la pus mayor es en el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana y su patrón, Carlos Antonio Romero Deschamps.

Ahí, encabezados por el hampón mayor y sus hamponcitos, la corrupción es un mar de presunciones, y por eso es el clamor nacional, es que el Presidente ponga orden en este ramo y su lista de perniciosos personajes.

Los indiciados son Moisés Balderas Castillo, Luis Ricardo Aldana Prieto, Ricardo Hernández García, Moisés Marín García, Artemio de Jesús Enríquez, Mario Carlock Villalobos, Andrés de la Rosa Hernández, Andrés de la Rosa Reyes, Ismael Melgarejo Vázquez, Sergio Lorenzo Quiroz Cruz y Esdras Romero Vega.

Si revisamos, encontramos que nada más Tamaulipas tiene dos, para quienes la sociedad demanda una camisa a rayas y en paráfrasis, que la justicia “les dé el descanso eterno y brille para ellos la oscuridad perpetua” de una cárcel de máxima seguridad.

Es tanta la asquerosa riqueza que amasaron al amparo de los gobiernos del PRI y el PAN, que difícilmente pensaríamos que los mexicanos les vamos a perdonar. No será fácil, pues las líneas de protección son enormes y se necesitará en firme de la voluntad superior del jefe de la nación para llamarles a cuentas.

Y mientras eso sucede, claro que no hay que pasar por alto la fundación de una nueva central obrera nacional. Una organización que ya fue anunciada por el senador Napoleón Gómez Urrutia como Confederación Sindical Internacional Democrática.

El objetivo es “defender los derechos fundamentales de los trabajadores: el voto libre, secreto y directo, elegir a las organizaciones a las que quieran pertenecer, a sus líderes. Libertad sin represiones, sin amenazas, sin chantajes”.

Sobra decir que con este asunto, enterrar a la vetusta Confederación de Trabajadores de México (CTM) será en el corto plazo una realidad y más, cuando esta dejó de cumplir el objetivo superior de ser interlocutor del sector privado y los trabajadores.

En este contexto es que se mueve otro tema, que es el coco en la frontera. La revisión de los contratos colectivos de trabajo de la industria maquiladora en Tamaulipas, donde el tema nos parece de lupa permanente.

Ya con la experiencia de Matamoros, donde se presume algunas empresas dirán adiós, en Reynosa Maki Ortiz y en Nuevo Laredo Enrique Rivas están haciendo todo su esfuerzo y más para que haya suficiente conciliación y que trabajadores y empresas tengan un acuerdo positivo para las partes.

Ambos han demandado de las autoridades locales y federales atención oportuna, que ya vimos en la tierra de Mario López las respectivas secretarías del Trabajo llegaron tarde y no queremos pensar que fue a propósito para abrir paso a nuevas organizaciones sindicales menos mezquinas.

Y es que ya lo expresó Napoleón Gómez Urrutia, la nueva organización nacional “nace con una visión más moderna, libre, democrática, abierta, con consultas y elecciones directas, es esa la idea, y con una visión de restituir este mundo del trabajo y cambiar la política laboral equivocada en los últimos años, en la que los salarios de los trabajadores han sido totalmente contenidos, reprimidos”.

Así los nuevos tiempos del México con Morena, donde, por más que le damos vuelta al tema, siempre tenemos que reconocer que el pasivo heredado es tan enorme que difícil será para los adversarios al régimen recobrar el poder, y más cuando llamada oligarquía, ya se está transfiriendo en conveniencia a Morena.

Así que tómense un tesito…

Nostra Política: Sí lo hace, es porque hay empatía con el Gobierno federal y por ello qué bien que Mario López, como alcalde, presente para la Playa Bagdad proyectos de infraestructura para este paseo, por un monto de 142 millones de pesos. ATM.

18 pendientes…

Correo: [email protected]

Twitter.- @eldebateequis

Comentarios