Guarderías deben continuar

0
119
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Shalma Castillo.-

La opinión va en una sola dirección.

Abuela, madre y maestra opinan: La guardería debe continuar.

“Qué le voy a enseñar a mi nieta, si yo no fui a la escuela y no sé ni leer”, dice Rosa, que a sus 65 años de edad ve difícil cuidar a una niña de dos años.

Apenas una, de un promedio de diez mil niños que se quedarán sin guardería en el estado, al dejar de recibir estas estancias el apoyo del subsidio federal.

Hay preocupación por la seguridad de los menores, por la dificultad para los padres y madres de familia y para las maestras, que siguen en la incertidumbre del qué hacer una vez que se oficialice el retiro del apoyo federal.

“Como maestras vemos por el bien de los niños, qué va a pasar con ellos, quiénes los van a cuidar, si realmente va a ser seguro donde van a estar”, expresó la encargada de la estancia infantil “Chapulines”, Brenda Fabiola Carreón Medina.

La guardería, ubicada en la colonia Vamos Tamaulipas de esta Capital, cuenta con tres maestras y una encargada, que atienden ahora a 18 alumnos, ya que muchos han dejado de asistir por falta del recurso.

Las maestras están con la incertidumbre de lo que va a pasar con ellas; “nos vamos a quedar sin trabajo y no somos las únicas, esto es en todo el país”.

“Si no conseguimos el recurso a tiempo lamentablemente vamos a tener que decretar, tenemos una profesión y no sabemos a dónde vamos a ir a desempeñarla, para estar aquí al frente tienes que tener vocación”, enfatizó.

Desde que inició el año, las guarderías han dejado de recibir el presupuesto que se destina mensualmente para el funcionamiento de estas; por cada alumno regular son 900 pesos y para los niños especiales son mil 800, con eso cubren el desayuno, comida y colación.

Al no contar con recurso económico, los padres han optado por dejar de llevar a sus hijos, pues no les alcanza para pagar el gasto de guardería.

“Son niños de un año a tres años once meses, los padres de familia están inconformes y preocupados porque no saben en dónde dejar a sus hijos”.

Señaló que los padres de familia han manifestado que no están de acuerdo en que ahora les llegue el dinero a ellos, dicen que prefieren que continúe aterrizando el recurso en la guardería: “Somos las que nos encargamos de eso y lo hemos sabido administrar y manejar, los papás están contentos con el servicio que estamos brindando”.

Sin el apoyo del Gobierno federal no se puede hacer gran cosa; “si el Gobierno no nos apoya, una vez que salgan las reglas de operación vamos a tomar la decisión de si vamos a continuar o no”.

“Ojalá que el Presidente cambie de opinión y vea cuántos niños va afectar y que también se van a retrasar en el aprendizaje. Las maestras de preescolar se dan cuenta qué niño va de guardería, porque ya saben las vocales, números, ir al baño y tienen mejor lenguaje, ya que las actividades que realizamos las hacemos en base a las necesidades de los menores”, manifestó.

De igual manera, las madres de familia se suman a esta inconformidad y reprueban las decisiones, en este caso, del Gobierno federal.

“No estoy de acuerdo con eso que se les quiere dar el dinero a algunas mamás para que cuiden los niños los abuelitos, yo estoy muy a gusto con esta guardería y estoy en contra de que se quite el presupuesto y quieran dar a otras personas como a los ninis”, manifestó Alicia, una madre de familia.

Señaló que hasta el momento a los padres de familia no les han anunciado si van a recibir de ahora en adelante el recurso de manera directa; “nosotros pagamos únicamente 400 pesos y el resto lo cubre el subsidio del programa, yo prefiero que se siga dando el dinero a las guarderías”.

Y así como ella, hay muchas madres que trabajan y por ello mantienen a sus hijos en guarderías; “ojalá siga el presupuesto y no haya cierres, porque esto nos ayuda a muchas mamás y papás que trabajamos, no tenemos a nadie de confianza que cuiden a nuestros hijos”.

En Tamaulipas son 300 guarderías que puso en marcha el sexenio anterior a través de Sedesol, de esas, 64 están instaladas en Victoria. En el estado son más de nueve mil niños que asisten a este tipo de educación inicial a través de este programa.

Comentarios