México para los militares

0
113
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Eleazar Ávila.-

El debate nacional de esta semana, sin duda, es la inminente llegada de la Guardia Nacional, que supone la militarización del país. En este sentido, aquí les tengo varias noticias que me parecen indispensables.

Primero: En el norte de México, con la llegada de Felipe Calderón en 2006 hay zonas altamente militarizadas. El problema ya existía y no por la llegada de la Marina y el Ejército, la inseguridad bajó y en algunos territorios se agravó el problema.

Hablamos de los tiempos de confrontación perniciosa que inauguró la era de los cementerios monumentales, una acción por la que muchos en México demandan justicia y encierro para el ex presidente criminal y enano.

Segundo: Siguió el mandato mediocre de Enrique Peña Nieto y los números de muertos, ciudadanos desplazados y familias enlutadas aumentó. Una administración donde las fuerzas castrenses siguieron en las calles sin resultados.

En ambos periodos, siempre bajo la sospecha de que los de verde olivo y los de blanco fueron presa de intereses, corrupción, donde la parte más débil, en ambos sexenios fue la Policía Federal y la mal operada Gendarmería. Los mismos, pero con uniformes nuevos y más vistosos.

Tercero: La herencia de una exigida Guardia Nacional, específicamente, y en ello el Ejército y la Marina demandaron, desde finales de la era Peña, tener mayores facultades para ganar la paz prometida “desde el principio de los tiempos”.

Y aquí una lluvia de argumentos, los que dicen que se verán afectados los derechos humanos y los que argumentan que, con orden y respeto, todos los miembros del lado oscuro “se van a orillar para la orilla de la civilidad”.

Y ello, la cuchara de todos los partidos. Las opiniones divergentes donde aquí no tomamos partido, solamente apuntamos que en la experiencia, en el orden y la legalidad, a las naciones les va mejor.

Pero lo mío no cuenta y sí lo que dicen los partidos y el propio Presidente de México, quien no duda en  hacer juicios de valor. Es su estilo, es su manera de ser y ojo, así es, altamente exitoso.

“Ahora resulta que los que utilizaron solo como recurso el uso de la fuerza, en tiempos pasados, y que desataron la violencia y convirtieron al país en un cementerio, ahora dicen que son defensores de derechos humanos y que no quieren la militarización del país”.

Lo expresa en referencia directa al PAN y al PRI, con quienes no tiene coincidencia aparente. Total, que la GN será aprobada por una mayoría que es abrumadora en Morena, pero bueno, cada quien tiene su derecho al pataleo.

Lo interesante del debate es que en el PRI los gobernadores dicen sí, igual con el PAN, donde la negativa, exigiendo modificaciones, tiene mucho más que ver con un futuro de regreso al poder en construcción, que en la aportación de argumentos.

Finalmente, este jueves en lo general, en lo particular y por tratarse de reformas constitucionales, va por los votos de las dos terceras partes de los senadores presentes para su eventual aprobación.

Y saben que los van a obtener… dicen que con el apoyo del PRI… y luego por qué les dicen de “cosas”, sin duda otra factura más por la impunidad de la élite.

 

LO MEJOR DE CADA CASA…

Y en el mismo tenor, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca -llenando espacios- manifestó su respaldo a la postura manifestada por el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional en el Senado de la República, respecto de que la Guardia Nacional tenga reglas claras en la definición de sus responsabilidades.

Mientras, en Tamaulipas hay cosas que debemos reconocer al PRI. El correr todas las bases en lo interno, pero la siguiente fase sería el acudir por lo votos allende su casa. Este consejo igual va para todos, quizá menos para Morena, donde la venta nacional sigue creciendo.

Me van a decir que en conveniencia y cuando no ha sido así. El pago de parabienes, en efectivo o en especie es moneda de cambio en favor de los votos, no sabemos en qué porcentaje, pero pronto nos daremos cuenta.

Del cuarto piso.- Cada vez más delgado el sector público federal y por ello habrá más despidos en las delegaciones federales de Tamaulipas. Y de una vez lo reconoce el coordinador del Gobierno federal, José Ramón Gómez Leal.

Nostra Política.- Y sin duda tiene mucha razón Eliseo Castillo, en el problema de las maquiladoras y los empresarios debe existir una mesa de diálogo con todos los factores y órdenes de gobierno.

Y más cuando los números de la Secretaría del Estado es que suman 500 demandas laborales. Más vale prevenir que lamentar, como ya sucedió en casa de Mario López.

18 pendientes…

Correo: [email protected]

Twitter.- @eldebateequis

Comentarios