De Política Y Cosas Peores

0
66
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Catón.-

“Quiero sexo seguro”. Eso le dijo la linda chica a Babalucas en el asiento de atrás del automóvil. El tontiloco se apresuró a poner los seguros de las puertas. Eran las tres de la mañana y en la central de bomberos se recibió una llamada telefónica. “¡Vengan pronto! -suplicó una angustiada voz-. ¡Acaba de maullar un gato afuera de la casa número 511 de la calle Lirios!”. “¡Oiga! -respondió con enojo el encargado de la guardia-. ¡Por el maullido de un gato quiere usted que vayamos hasta allá?”. “¡Sí! –replicó la voz con mayor angustia aún-. ¡Estoy solo, la ventana está abierta y soy el perico de la casa!”… Sonó el timbre de la puerta y la señora abrió. Estaban ahí dos caballeros amables y bien vestidos. Le dijo uno: “Somos de la Liga Antialcohólica y estamos haciendo una colecta. ¿Puede darnos algo?”. Respondió la señora: “De momento no tengo dinero, pero si vienen hoy a las 12 de la noche podré darles a mi esposo”… El conferencista preguntó a los asistentes: “¿Quién piensan ustedes que ha sido el mejor hombre sobre la faz de la Tierra?”. Uno respondió que Moisés. Otro mencionó a San Francisco de Asís. Un tercero citó a Gandhi. Levantó la mano un pequeño señor y declaró: “El hombre más perfecto que ha existido en el mundo es Carmelino Patané”. Todos se sorprendieron. Dijo el conferenciante: “Jamás he oído hablar de él. ¿Quién fue Carmelino Patané?”. Respondió el hombrecito: “El primer marido de mi mujer”… “Si te dan una cesta de manzanas / separa las podridas de las sanas”. Enrique Jardiel Poncela, escritor humorístico español que hace tiempo gozó de mucha boga y ahora está casi olvidado, puso esa sentencia en una de sus simpáticas comedias, “Una noche de primavera sin sueño”. Todos los mexicanos reconocemos y aplaudimos la lucha contra la corrupción emprendida por López Obrador, pero tenemos la impresión de que el Presidente saca de la canasta lo mismo las manzanas podridas que las que no lo están. Tal es el caso de las estancias familiares, en las que AMLO metió mano so pretexto de casos de corrupción que ciertamente existían, pero que siendo la excepción y no la regla, fueron causa de que se perjudicara a miles de padres y madres de familia y a numerosas trabajadoras de esos centros. Eso ha sido causa de reclamos y protestas contra la medida presidencial. Lo deseable sería que López Obrado reconsiderara esa decisión. Su lucha contra la corrupción es buena, pero a veces los medios que utiliza para combatirla no lo son. En tratándose de personas, lo mismo que en tratándose de manzanas, hay que distinguir las podridas de las sanas… Los estudiantes estaban en la cafetería. Dijo uno: “Wom”. Dijo otro: “No. Es woom”. Dijo el tercero: “Tampoco. Es woomb”. Los oyó una profesora e intervino: “Soy la maestra de Inglés y debo decirles que los tres están equivocados. Es ‘Womb’… ‘W-o-m-b’”. Y así diciendo se alejó. Manifestó uno de los estudiantes: “No le hagan caso. ¿A poco va a saber ella cómo suena la ventosidad de un elefante?”… El doctor Ken Hosanna recibió en su consultorio la visita de una joven de esculturales formas dueña de exuberante busto y opulento caderamen. “Doctor -se quejó la muchacha-, me duele un poco la garganta”. Le pidió el facultativo: “Desvístase toda, por favor. Voy a examinarla”. La chica obedeció y dejó a la vista su estupendísima belleza. El médico le revisó brevemente la garganta y luego le dijo con voz grave: “Siento tener que decirle algo que no le quisiera decir”. “¿Qué me va a decir, doctor? -tembló la bella joven-. ¿Qué me va a decir?”. Respondió el galeno: “Ya puede vestirse”. FIN.

 

MIRADOR.

Por Armando Fuentes Aguirre

Estas eran dos líneas paralelas.

Los geómetras dicen que las líneas paralelas jamás se juntan, aunque se prolonguen hasta el infinito.

Están equivocados.

Yo conocí dos líneas paralelas que se enamoraron una de la otra.

Así, enamoradas, se juntaron, y juntas fueron hasta el infinito.

Ahora esas líneas paralelas son una sola línea.

Antes eran dos.

Ahora, en el infinito, son una.

Tan unidas están que nadie sabe que una vez fueron líneas paralelas.

Y menos que nadie lo saben  los geómetras.

Ellos saben mucho acerca de líneas.

Pero esta historia no trata de líneas.

Trata de amor.

Y quienes se aman están juntos hasta el infinito.

¡Hasta mañana!…

 

MANGANITAS

Por AFA

 

“. Se busca el medio de evitar embarazos entre adolescentes.”.

Según lo que se encontró,

para evitar ese mal

existe un remedio oral.

Está en la palabra “No”.

 

Comentarios