Dejan fuera a Nueva Alianza

0
71
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Clemente Castro González.-

Al fin de cuentas los profesores y su partido Nueva Alianza (Panal), no podrán participar en calidad de organismo en los comicios del dos de junio.

De modo que podrán tener candidatos en otros partidos, según negocien, pero no aspirantes que compitan por sus siglas en tanto que no cuentan con registro; es decir, no existen como partido político.

Y es que la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral de la Federación concedió la razón a los partidos Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Revolucionario Institucional (PRI), los cuales impugnaron el aval que dio, en su momento,  el Tribunal Electoral de Tamaulipas (Trietam) para que Panal sí tuviera presencia en las próximas elecciones.

La referencia es que el Panal no alcanzó el porcentaje requerido en los comicios federales -el tres por ciento de la votación-, por lo que perdió el registro pero sus guías argumentaron que iban a contender en una elección local y, en ese sentido, se remitían a los resultados que obtuvieron en el proceso electoral 2015-2016.

Pero hasta en eso le pegaron los expertos de la Sala Regional Monterrey  y no solo a los guías de Nueva Alianza, sino también a los magistrados del Trietam.

Los que la libran son los integrantes del Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam) porque, en fecha 15 de diciembre del año pasado, el Consejo General acordó, según registro documentado IETAM/CG-103/2018, y a propuesta de la Comisión de Prerrogativas, la improcedencia de la  solicitud de registro del partido político Nueva Alianza.

Sin embargo, el 19 de enero del presente año, el Trietam, emitió sentencia, según data el expediente TE-RAP-617/2018, para que se hiciera un nuevo estudio en el que se tomara en cuenta los resultados del proceso electoral ordinario 2015-2016 y se tuviera un nuevo pronunciamiento del Ietam, lo que se hizo el pasado 8 de febrero.

Es decir, a esas alturas, las cosas le cuadraban al Panal y, en todo caso, lo que hizo el Ietam al desdecirse de su primer acuerdo fue acatar lo mandatado por el Tribunal local.

Pero, acorde la cronología, Morena y el PRI utilizaron el recurso legal de Juicio de Revisión Constitucional Electoral ante la Sala Regional Monterrey misma que, a la postre, el 20 de febrero, echo abajo lo aprobado por el Trietam y, por tanto, Nueva Alianza se queda sin registro.

Sucede que si bien Panal si postuló en forma individual a la mitad de candidatos a diputados para la legislatura tamaulipeca, mediante lo que alcanzó el 4 por ciento de la votación, no realizó lo mismo en cuanto a los ayuntamientos del estado.

De tal manera que, en la pasada Sesión del Ietam, realizada el sábado 24, solo se acató lo dispuesto por un organismo superior. De modo que se regresó a lo que el Instituto acordó en principio.

Por supuesto que el Tribunal de nuestra entidad no queda bien parado con lo sucedido, pese a que hablamos de un conjunto de expertos en temas electorales.

En otra vertiente de este enredado asunto tenemos que es entendible la postura de Morena y el PRI al haber interpuesto el recurso legal para quitar al otrora Panal su posibilidad de participación en las elecciones que se avecinan.

Y es que son los entes políticos más interesados en que el magisterio no les quite votos y menos que haga alianza, así sea de facto, con el Partido Acción Nacional (PAN).

Ahora lo que queda del partido del profesorado tendrá que buscar acomodo para ver si logra conservar sus dos posiciones con las que cuenta, en la actualidad, en la legislatura estatal.

Lo ideal habría sido que tuvieran candidatos que defendieran las siglas de su partido y, desde ahí, hacer y recibir favores en beneficio de tal o cual causa.

Ya sabe usted, hay casos en que se restan votos a unos y se favorece a otros.

Sin salirnos de lo que tiene que ver con partidos, tenemos que la ex alcaldesa, MAGDALENA PERAZA GUERRA, acaba de “brincar” a MORENA, luego de su paso por el PRI, PAN y tener cierta simpatía con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Esto se divulgó el pasado sábado, cuando reapareció la profesora, al lado de operador político de MORENA, ALEJANDRO ROJAS DÍAZ DURÁN.

En su mensaje, al ex edil, sostuvo que coincide con el presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, en cuanto al combate a la corrupción y la pobreza.

Desde luego que pocas personas, en su sano juicio,  podrían estar en contra estas banderas del jefe del ejecutivo.

El punto es que personajes de la talla de PERAZA GUERRA, son harto cuestionados precisamente por haberse mandado con la “cuchara grande”.

Cierto que son las instancias legales las encargadas de comprobar si tal o cual político realizó algo indebido, más allá de las opiniones y criticas.

Lo que no esta a discusión es que la ex alcaldesa cuenta con estructura y trae su arrastre popular pese a que no le alcanzó para ganar, por tercera ocasión,  la presidencia municipal, la cual  perdió ante JESÚS NÁDER NASRALLAH del PAN.

A propósito, se presentó el nuevo delegado nacional de MORENA en Tamaulipas.

Se trata de MARCOS CRUZ MARTÍNEZ, quien viene a sustituir a RENATO MOLINA ARIAS, alguien que estaba siendo muy cuestionado por militantes y dirigentes de su partido.

 

AL CIERRE

El Obispo de la Diócesis de Victoria, ANTONIO GONZÁLEZ SÁNCHEZ, afirma que el “chapulineo”, que practican los políticos al brincar en un partido a otro, confunde a la sociedad.

 

 

Comentarios