Niños especiales

0
28
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Adriana Heredia.-

Ningún niño en el mundo debería quedarse sin la oportunidad de salir adelante, menos aquellos que por sus necesidades especiales, más allá de buscar trascender en una profesión, su objetivo es aprender a valerse por sí mismos y enfrentar a contra corriente una vida diferente al resto de quienes los rodean.

Un  menor con discapacidad severa que requiere atención en lugares especializados, como son los Centros de Atención Múltiple, también conocidos como CAM, en su mayoría tienen dos o más discapacidades, afortunadamente ya existen para estos niños y jóvenes el tipo de atención que requieren, lo importante es que los padres de familia o quienes se encuentran a cargo de su cuidado se den el tiempo para llevarlos a recibir sus terapias haciendo a un lado la idea de que nunca saldrán adelante, y enfocarse en las herramientas que estos pequeños pueden adquirir para ser autónomos.

Desafortunadamente, el tema de la educación especial aún tiene muchos espacios por explorar, porque cuando la discapacidad es evidente puede ser diagnosticada a tiempo y recibir la terapia; sin embargo, cuando son necesidades especiales de aprendizaje o el propio autismo que tiene una gama muy amplia en su espectro, las terapias en muchas ocasiones empiezan muy tarde y el avance se dificulta.

Este es el mes dedicado a la educación especial, y la educación inclusiva se encuentra muy lejos aún de nuestro país, más si existe la inclusión en la educación, pero a veces a regañadientes, aún hay escuelas que se niegan a recibir a niños con necesidades especiales de aprendizaje, algunas porque manifiestan no contar con el recurso humano y de infraestructura para la atención, y otras simplemente por discriminación, y les niegan la entrada a los pequeños bajo la excusa de no tener lugar para ellos, cuando la verdadera razón es que no quieren que la sociedad las vea como escuelas en donde atienden a niños especiales, ¿qué de malo tiene?, al contrario, es un orgullo y un ejemplo institucional, lamentablemente en Tamaulipas existen ese tipo de escuelas que le cierran las puertas a un niño con discapacidad, afortunadamente son las menos.

Faltan maestros de apoyo en cada escuela para atender a los niños especiales, en el discurso todo parece bonito, en la cruda realidad es que es necesario abrir más espacios y rediseñar el sistema educativo para apoyar a los pequeños que así lo requieran, tal y como lo marcan las jurisdicciones emitidas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ningún niño debería estancarse en el aprendizaje por la falta de estos recursos.

 

HAZ

El haz de este reflector indica que las áreas que brindan terapia de apoyo para niños con necesidades especiales de aprendizaje se encuentran saturadas, las fechas para las terapias tardan en ocasiones meses cuando es la primera cita, y son pocos los lugares en donde se brinda este servicio de manera gratuita, triste y lamentable la incertidumbre que en estos momentos aqueja a madres de estos pequeños, porque uno de los centros en donde reciben atención gratuita, como es el Centro de Desarrollo Infantil y Estimulación Temprana (CEREDI), vaya a cerrar sus puertas debido a que no se renovaron los contratos para el personal y se prevé que al pertenecer al programa Prospera pudiera desaparecer, aún esperan los usuarios la respuesta por una parte del Gobierno federal, que es el responsable, y por otra parte del Gobierno estatal, a quien han recurrido en su desesperación para que sus niños no pierdan el avance que en pocos meses han logrado, por lo pronto para el mes de abril ya no se agendó ninguna cita, irónicamente el presupuesto que tienen es solo hasta el 31 de marzo, Mes de la Educación Especial, y en abril, Mes del Niño, ya no se tienen contempladas terapias, ¿es este un buen regalo para los niños especiales?.

[email protected]

Twitter:@adriana_heredia

Facebook:@adria

Comentarios