Luna de miel sin tu pareja, ¡cada quien por su lado!

0
48
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Cuando hablamos de una boda lo primero que se nos viene a la mente es fiesta, el vestido de la novia, el traje del novio y todo lo que una boda conlleva, y después de la gran fiesta donde las dos personas unen su vida, continua la luna de miel, ese primer viaje que hacen como marido y mujer, pero últimamente esa tradición de la luna de miel ha cambiado .

La práctica de celebrar una luna de miel por separado es reciente y se debe a los cambios culturales que se han desarrollado con respecto a tener una pareja.

Hoy en día aún pesa mucho la carga social y las parejas siguen apegándose perdiendo su individualismo, pero hay un porcentaje que sí lo disfruta.

Hay enamorados a los que sí les gusta viajar por separado para no pasar todo el tiempo juntos, y les emociona regresar a contar las experiencia que vivieron a su pareja.

La independencia e individualidad como fortaleza

Conoceremos la experiencia que vivió Irene, por ejemplo, voló a Canadá en 2016 mientras su esposo la pasó en Francia. Sin embargo, hay un asunto que llama la atención de los terapeutas de pareja, y es que la mujer también mencionó que en ese momento «ninguno de los dos quería estar donde estaba el otro».

«Nosotros regresamos a Dublín llenos de historias, charlando de nuestros viajes y realmente encantados de volvernos a ver para compartir los recuerdos: fue la perfecta luna de miel imperfecta»IRENE O’BRIEN, 37 AÑOS.

En este caso, la idea de viajar solos ya no es gratificante y valiosa, está más enfocada a la obsesión por el trabajo y se debe tener cuidado. Si no es así, las parejas altamente individualizadas pueden ver su independencia y sus experiencias separadas como una fortaleza en su relación, explica Lisa Marie Bobby, directora clínica de un centro de asesoramiento psicológico EU.

Con Información de: SDPnoticias 

Comentarios