Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Por medio de un trasplante de su propio pulmón, una niña de diez años salvó su vida por medio de una técnica innovadora que realizó un equipo de médicos de Italia, ya que padecía de una grave enfermedad. Una intervención que se practica por primera vez en un paciente pediátrico, señaló el hospital.

El equipo multidisciplinar estuvo compuesto por cardiólogos, cirujanos, anestesistas, enfermeros y fisioterapeutas del Instituto Giannina Gaslini de la ciudad de Génova (noroeste). La niña, originaria de Varese (norte), nació prematuramente de un embarazo gemelar y padecía una cardiopatía congénita y una malformación pulmonar, en concreto una hipoplasia del circuito arterial del pulmón derecho.

En sus diez años de vida, la enfermedad fue empeorando progresivamente y dado su cuadro clínico, fue candidata para un trasplante de corazón y de pulmón en seis hospitales de Italia y otros países, pero nadie quería hacerlo.

Por lo que el hospital genovés, dependiendo de la técnica de la oxigenación por membrana extracorpóra (OMEC) y, dada su expectativa de vida de un año, los médicos buscaron una solución para salvarla. Esta operación, que utilizó su propio pulmón para curar la enfermedad, consistió en 4 intervenciones innovadoras y de alta complejidad y tras 75 días conectada a la OMEC, la niña pudo regresar a su casa, donde “podrá crecer y vivir una vida satisfactoria”.

Con Información de: Noticieros Televisa