¿Tu hijo juega Fortnite? ¡Es como si fuera adicto!

La clave del éxito de Fortnite es que establece un "mecanismo de recompensa variable".

0
377
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Los médicos están alertando sobre este popular videojuego pues puede causar trastornos similares a los de una adicción a las drogas.

El videojuego cuenta con más de 200 millones de usuarios en todo el mundo, según datos de Daily Mail.

Este juego está basado en la saga Hunger Games y consiste en encontrar armas y acabar con los oponentes.

Parecer un juego como cualquier otro, pero médicos del Hospital de Niños de Boston han descubierto varios problemas físicos y sociales en los niños que juegan Fortnite todos los días.

El doctor Michael Rich explica; «No están durmiendo y no van a la escuela. Están abandonando las actividades sociales e incluso han dejado de practicar deportes para poder conectarse a este juego».

De acuerdo con el Dr. Rich, son iguales a los que sufre una persona adicta a las drogas, pues cuando no están jugando los niños manifiestan ansiedad, falta de apetito y descanso insuficiente.

En los casos más alarmantes estudiados por esta clínica los niños pueden presentar conductas violentas incluso contra sus propios padres.

«Un niño destruyó el automóvil familiar porque pensó que sus padres habían bloqueado su computadora. Tomó un martillo y destruyó el parabrisas», contó Rich.

El aislamiento e irritabilidad generada por la adicción a Fortnite afecta de igual forma a la familia.

¿Por qué Fortnite es tan adictivo? 

La clave del éxito de Fortnite es que establece un «mecanismo de recompensa variable», es decir, que va otorgando premios a los jugadores según su avance.

De acuerdo con Ofir Turel, académico de la Universidad de California: «los niños son especialmente vulnerables a este mecanismo porque sus cerebros aún no alcanzan un completo equilibrio…

Otra clave de la y peligrosidad de Fortnite es que su descarga es completamente gratuita, lo que la hace perfectamente accesible para niños de todas las edades sin necesidad de la supervisión de un adulto.

 

Con Información de: Excelsior 

Comentarios