Aroma de vacaciones

0
41
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Azahel Jaramillo H.-

¿Cómo están? Ya estamos en primavera, pero con el dichoso Cambio Climático ya no sabemos exactamente a qué atenernos. Ya ve como el pasado domingo tuvimos que enfundarnos en chamarra y suéter.

No me vayan a decir que no les ha ocurrido que tienen que vestirse con chamarra o suéter. Y luego se lo tienen que quitar dejándolo olvidado lo mismo en la oficina que en la casa de la abuelita.

Estamos ya en primavera, a muy escasos días de las sagradas vacaciones de Semana Santa. A muchos nos va tocar trabajar. Pero muchos van a poder irse a disfrutar el “Sanmarcazo” al Paseo Méndez. Esperemos no vaya a ser mucha la destrucción ahí sufrida.

Claro los más afortunados van a tener la dicha de irse unos días a ese lugar de que en este sexenio ha recibido un gran impulso. Me refiero a La Pesca. Poblado costeño, con sus olas de mar y su tranquilo río Soto la Marina. Nomás llegas al poblado y se ve la pujanza y movimiento económico. Bien por los paisanos que ahí viven. Con esto de la inseguridad en años anteriores los paseantes de Monterrey se retiraron. Pero ahora algunos han vuelto. Aunque percibo es más grande la presencia de tamaulipecos, sobre todo de Reynosa y Victoria. En hora buena. Lo que vale, lo que importa es que fluya el dinero para que se registre el movimiento económico y vuelvan las caras alegres de los mejores tiempos en La Pesca. Y no es comercial. Hay más negocios, más restaurantes y circulación de paseantes.

Con todo, hay que disfrutar lo que tenemos. Sea Sanmarcazo, La Peregrina (mejor conocido como Troncones), Miramar, Playa Bagdad. Todo vale.

Se presagia una primavera y verano algo ardientes. Con todo nos hacen falta más lluvias, y que tengamos para empezar unas variaciones ambientales primaverales cuajadas de lluvias. El agua es generosa y todo lo bendice.

Ya lo dejó escrito el inolvidable Carlos Fuentes Macías en su libro “La región más transparente”… “Tuna incandescente. Águila sin alas. Serpiente de estrellas. Aquí nos tocó. Qué le vamos a hacer”.

Lo dicho no hay que tomar la casa como una prisión.

Y ya que hablamos de “prisión”, vale recordar que en el mes de julio del 86 se filmó en el Penal de Ciudad Victoria la película “Perseguido por la ley”, protagonizada por Fernando Almada, y Manuel “El Flaco” Ibáñez, así como Martín Aguirre, un actor de la radionovela “Porfirio Cadena”, donde a lo largo de 26 años interpretó el papel de “Chinto de la Rosa”.

Dirigían entonces el llamado Penal del Estado el licenciado Raymundo Barquierena y Héctor Terán Sánchez.

Del arcón de los recuerdos sacamos hoy esta entrevista, realizada para El Diario, con “El Flaco” Ibáñez.

“Manuel “Flaco” Ibáñez, el actor estrella de la película “Lagunilla, mi barrio”; dijo estar impresionado por la limpieza de las calles y banquetas de Ciudad Victoria,” me impresiona esta ciudad tan limpia y vaya que yo he estado en muchísimas ciudades mexicanas. Victoria me recuerda a Mérida, la ciudad blanca”.

Y si bien el “Flaco” Ibáñez quedó impresionado por la limpieza de la Ciudad lamentó el hecho de que hubiera tantos jóvenes en el Penal del Estado: “oye por razones de mi trabajo, de que continuamente llevamos variedad a los reclusorios pues conozco un poco de esto y en ningún penal había visto encerrada a tanta gente joven, es una situación muy triste de verdad”.

El Flaco Ibáñez me confesó entonces estar en su quinto matrimonio, “tengo una hija de once años y un bebé que está por nacer”. Explica sus cinco matrimonios: “Se debió a inestabilidad emocional, pero ya he madurado”.

Confesó tener 39 años, pero no los aparenta, “ni tampoco me siento viejo, la vejez empieza y se lleva en el alma”.

Ibáñez nació en Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca. “Esta es mi vocación y toda mi vida. Si no hubiera sido actor, ahorita fuera arquitecto, estudié esa carrera hasta el tercer año, pero como gané el primer lugar de un concurso de arte dramático que ahí se efectuó en la UNAM, pues le seguí”.

Hemos de anotar que dicha película … “Perseguido por la ley” es la única que se ha filmado en esta Ciudad Capital. Aunque en su momento el cronista Vidal Covián nos dijo que aquí se hicieron varias fotonovelas… un género muy exitoso de allá por los años setentas.

En otros temas nos reporta el investigador Hugo Arce que todo comenzó con una idea brillante bajo la pregunta de «¿qué sucedería si…?», hecha por un genio de la invención. He aquí grades inventos.

 

TELEVISIÓN A COLOR

Desde 1884 se había diseñado el primer aparato de televisión llamado disco de hentegui. Pero fue en 1926 cuando el japonés Kenjito Takayanagi realizó la primera transmisión usando un tubo de rayos catódicos. Luego en México en 1960 Guillermo González Camarena inventó la TV a color.

 

WALKMAN

Cuenta la leyenda que en una calurosa mañana de 1979, Akio Morita, uno de los fundadores de Sony, quiso escuchar música mientras corría por las calles de Manhattan, así que fue con su equipo de investigación y desarrollo para hacer realidad ese deseo que tomó forma en el Walkman (contracción de Walk-Manhattan). Podríamos decir que el Walkman fue el autor de la casi extinción de los discos de vinilo y los tocadiscos.

 

COMPUTADORA PERSONAL

Es, a nuestro parecer, el mejor invento de los últimos cien años, porque además de sus cualidades intrínsecas trajo consigo otras dos innovaciones maravillosas: Internet y el e-mail. De acuerdo con la historia, la minicomputadora Xerox Alto, desarrollada por Xerox PARC en 1973, fue la primera, pero no se llevó al público de manera masiva, igual que la Altair 8800 de la firma MITS en 1975. Fue hasta que un joven llamado Steve Wozniak fabricó junto con su mejor amigo, Steve Jobs, la computadora personal Apple I, que comenzó a venderse en 1976.

 

TELÉFONO CELULAR

Durante la Segunda Guerra Mundial Motorola creó un equipo llamado Handie Talkie H12-16, teléfono inalámbrico que permitía el contacto con las tropas vía ondas de radio que en ese tiempo no superaban más de 600 KHz, era una pesada caja y un auricular que había que cargar como una maleta. Aunque el concepto como tal había sido ideado en 1947 por AT&T, no se hizo portátil hasta 1983, cuando Motorola culmina el proyecto DynaTAC 8000X, presentado oficialmente en 1984. Este artefacto pesaba cerca de 1 kilo, medía 33 cm de largo x 4.3 cm de ancho x 8.9 cm de profundo; tenía una pantalla LED y rendía una hora de comunicación. Cómo hemos cambiado. NOS VEMOS

Azahel Jaramillo Hernandez

[email protected]

Comentarios