Las corrientes de la izquierda

0
36
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Tito Reséndez Treviño.-

1°ANARQUISMO.- El anarquismo tomó forma oficialmente como movimiento, al escindirse por las enormes divergencias entre Marx y uno de sus principales impulsores.

Sus principios se basaban en que toda forma de autoridad impuesta o poder público era corrupto y opresivo en sí mismo, siendo necesaria su supresión.

Esto incluía instituciones como el Estado, la Iglesia o el patriarcado. Con ello, buscaban crear una sociedad fundamentada en la soberanía del individuo y su interrelación fraterna con los demás.

Los autores clásicos del anarquismo son Proudhon, Bakunin y Malatesta.

Tienen una gran influencia en el movimiento sindical por medio del anarcosindicalismo, que intenta que los trabajadores se organicen y luchen a través de sindicatos autónomos del poder político, resultado de la síntesis del anarquismo y la acción sindical revolucionaria.

2°- SOCIALISMO.- En los primeros años de la AIT fue la corriente dominante encabezada por Marx, la que dio lugar al socialismo marxista o marxismo, que en opinión del colaborador de Marx, Engels, constituía la versión «científica» del socialismo superador de los planteamientos «utópicos» del primer socialismo. Cuando se produjo la ruptura de la AIT (Asociación Internacional de Trabajadores) Marx propugnó que se formaran partidos socialistas o socialdemócratas en cada Estado.

El primero de ellos fue el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), que sirvió de modelo y de referencia al resto de partido socialistas marxistas europeos y que lideró la Segunda Internacional, formada por todos ellos. El estallido de la Primera Guerra Mundial puso fin a la Segunda Internacional y a raíz del triunfo de los bolcheviques en la Revolución de Octubre de 1917, se produjo la escisión del socialismo en dos grandes corrientes:

3°-COMUNISMO.- Se presentaba como la interpretación más apegada a los postulados revolucionarios del marxismo, propugnando la obtención de la igualdad social por medio de la revolución social. Por ello, en un principio se les denominó continuistas del marxismo, en contraposición a los reformistas.

A raíz de la creación de la Internacional Comunista (Tercera Internacional) en 1919, esta rama siguió las directrices predominantes en las Repúblicas soviéticas, basadas en las tesis leninistas.

Estas otorgaron más importancia a la dictadura del proletariado (o Estado obrero) bajo el control del Partido Comunista -nuevo nombre que adoptaron los bolcheviques de Lenin, que aglutinaba a la vanguardia revolucionaria del proletariado, dentro de la sociedad. Dichos postulados fueron sometidos a posteriores reinterpretaciones por la política de Stalin y sus seguidores (también llamado estalinismo), en favor de una mayor presencia del aparato de Estado, del Partido Comunista y del control político de sus dirigentes en la sociedad.

Esto tuvo graves consecuencias en detrimento de las libertades políticas. Tras sucesivos fracasos, que condujeron al aislamiento y estancamiento de la Revolución Soviética y posterior «burocratización» de la URSS y la Internacional Comunista, el marxismo-leninismo, fue proclamado como la política oficial de ambas, acompañado de las tesis del socialismo en un solo país. La oposición de izquierdas, dirigida por León Trotsky, en el seno del PCUS y de la Komintern, sería expulsada y perseguida, para dar posteriormente origen a la fundación de la IV Internacional.

4°-SOCIALDEMOCRACIA: Nació como rechazo al modelo bolchevique de Lenin y su negación de los valores de la democracia liberal. En su seno, se fueron distanciando cada vez más los continuistas marxistas -que se presentaban como los más fieles seguidores del Marx originario- y los marxistas reformistas que seguían los postulados Eduard Bernstein, quien afirmaba que Marx se equivocó en muchas de sus predicciones. Esta última corriente acabó imponiéndose en todos los partidos socialistas o socialdemócratas europeos y después de la Segunda Guerra Mundial abandonaron progresivamente el marxismo -empezando por el histórico SPD- y se autodefinieron como socialdemócratas -o socialistas, entendiendo el socialismo como sinónimo de socialdemocracia-.

5°- AMÉRICA LATINA.-Sin embargo, la insurrección del EZLN en 1994 y la victoria de Hugo Chávez en las elecciones venezolanas de 1998, llevan al resurgimiento de una izquierda que se ha declarado combativa, heredera de la tradición marxista y antiimperialista, en toda América Latina, pero que en algunos casos se ha apoyado de políticas de derecha.

¿Sera el caso de México?

Lo mejor para este día.

Comentarios