Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Un niño de cuatro años de edad perdió la vida después de tragarse por accidente un globo mientras se encontraba jugando con sus hermanos, mismos que le advirtieron a sus padres, que intentaron reanimarlo sin tener éxito.

Los hechos se dieron el pasado viernes en Olot, en donde los padres al notar que el menor tenía dificultades para respirar, lo trasladaron al hospital de Olot para que los paramédicos intentaran extraerle el globo.

El pequeño llegó muy débil al centro médico y aunque los especialistas le hicieron una traqueotomía para sacar el globo que obstruía sus vías respiratorias, al final no se pudo hacer nada y el niño falleció.

Según ha confirmado la autopsia realizada este sábado al cuerpo del pequeño, el globo fue la causa de su muerte. El plástico quedó atrapado en la tráquea del niño, justo por debajo del punto donde los médicos le practicaron la operación.

Con Información de: 20 minutos

Comentarios