Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

El gallo de plomo que coronaba la aguja de la Catedral de Notre Dame, misma que guardaba tres reliquias, sobrevivió a la caída de la estructura y fue encontrada entre los escombros por un miembro de una grupo de restauradores, informó Le Parisien.

Los hechos se dieron el martes, y una fuente del Ministerio de Cultura informó que la el gallo «está abollado pero visiblemente restaurable», añadiendo que el estado actual de la escultura no permite verificar si las reliquias continúan en su interior.

Al interior del gallo se encuentra una de las 70 espinas de la corona de Cristo y sendas reliquias de San Dionisio y Santa Genova. El gallo y sus tesoros servían como «pararrayos espiritual» los cuales servían para proteger a los fieles y parisinos de la catedral.

El presidente de la Federación Inmobiliaria Francesa, Jacques Chanut, informó a través de su cuenta de Twitter la imagen del gallo en los brazos de Philippe Villeneuve, arquitecto a cargo de la renovación del templo.

Por su parte, los especialistas aun trabajan para determinar que originó el fuego en la Catedral de París, teniendo como principal sospecha que aquel está vinculado a los trabajos de restauración que se llevaban a cabo en el templo gótico.

Con Información de: RT

Comentarios