Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Hace algunos años era muy común recibir cadenas, con la intención de contarnos terroríficas historias, que, si no eran difundidas, podrían tener fatales consecuencias si las ignorabas. Afortunadamente ya no es así, ahora han sido sustituidas por imágenes de Piolín con optimistas mensajes que a todos nos encantan.

No obstante, la historia de Carmen Winstead es una de estas leyendas modernas que literalmente ha resurgido de ultratumba, saltando a las redes sociales entre bromas, memes y mensajes de pánico por su supuesta veracidad.

Se hizo popular en 2006 y cita que Carmen Winstead, una adolescente que acudía a una escuela en Estados Unidos, un día, durante un simulacro de incendio, un grupo de compañeras a las que no les caía bien, la empujaron dentro de una alcantarilla abierta que estaba en reparación.

Nadie notó su ausencia hasta que el director comenzó con el pase de lista y Carmen no respondió. Todo el personal comenzó a buscarla y la hallaron muerta, con el cuello roto y la piel de la cara levantada, al fondo del túnel que llevaba al drenaje. Ninguna de las supuestas culpables lo aceptó, por lo que se dijo había sido un accidente, pero tiempo después el espíritu de Winstead volvió con sed de venganza.

Se señala que poco tiempo después de su muerte sus compañeros de clase comenzaron a recibir en su correo mensajes que decían “Me empujaron”, acompañados de una fotografía del rostro sin piel de Carmen.

https://twitter.com/JaelLopez97/status/1118032349504184321

A partir de ese momento, las chicas señaladas como culpables fueron muriendo de una a una, y sus cuerpos aparecían en el drenaje, el cual intentaron tapar las autoridades. El relato contenido en la cadena aseguraba que si te rehusabas a enviarla a tus contactos algo similar te ocurriría.

Aunque la historia tiene más de una década, algo volvió a ponerlo de moda en las redes sociales, por lo que cientos de usuarios escriben “Ellas la empujaron” en sus perfiles de Facebook y Twitter para mostrarle a Carmen que le creen… por si acaso. Afortunadamente, ya hay un amuleto que te hace inmune a cualquier maldición que pudiera surgir de todo esto: un perrito de colores.

Con Información de: SDP

Comentarios