Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Es verdad que muchas personas con tal de seguir durmiendo recurren a la frase cinco o diez minutos más, sin embargo, está comprobado que el realizar esta práctica es muy perjudicial para la salud y el cuerpo.

El cuerpo tiene un ciclo natural del sueño, eso significa que cuando estas apunto de acostarte o levantarte el cuerpo ya lo sabe, tu temperatura sube, el sueño se vuelve más ligero y segregas hormonas como la dopamina desde una hora antes de que dejes la cama.

Las alarmas muchas veces interrumpen este ciclo natural, y eso explica el porque aveces aunque estamos despiertos, nuestro cuerpo aún no, y si se posterga la alarma, lo único que lograremos es que el cuerpo se prepare de nuevo para dormir y no para levantarse.

«El hecho de utilizar un despertador cada mañana ‘corta’ abruptamente el sueño y no es lo más recomendable. Si además lo hacemos varias veces de forma repetida empeoramos la situación”, reveló Francisco Segarra, neuropsicólogo y experto en medicina del sueño.

Diversos estudios revelaron que el postergar el sueño o fragmentarlo, podría traer problemas como pereza y cansancio en ese momento, así como problemas de concentración y memoria durante el día, ya que el cerebro estará confundido.

«Cuanto más se rompe el sueño, peor es la calidad de descanso. Por lo tanto, el único consejo es que debemos dormir las horas necesarias. Es decir, ocho cada día. Todos los días de la semana», afirma el experto en medicina del sueño, el doctor Eduard Estivill.

Con Información de: America TV

Comentarios