Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

LLERA:  Un hombre murió al ser aplastado por su propia motocicleta después de que ésta le cayera encima tras chocar contra unas rocas.

El accidente en el cual perdiera la vida una persona del sexo masculino identificada como Fernando ”N”, se reportó a las 15:08 horas del día de ayer.

El fatal accidente ocurrió en el kilómetro 42+850 de la carretera González -Zaragoza, en el municipio de Llera.

Al recibirse el reporte por parte de la línea de emergencia C-4, informando de un accidente de motocicleta con lesionados en la carretera Victoria-Tampico, reportan a un joven que se salió de la carretera, elementos de la Policía Investigadora se constituyeron al lugar de referencia.

Al identificarse plenamente como agentes de la Policía Investigadora, realizaron las actuaciones correspondientes en el lugar de intervención, siendo un lugar completamente abierto con excelente iluminación natural.

El personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado dio fe que en el lugar se observa el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino.

Aproximadamente a seis metros del cuerpo se observaba una motocicleta tipo Chopper color rojo, así como unas rocas de aproximadamente 50 centímetros de largo por 30 de ancho.

En el lugar de intervención se encontraban elementos de la Policía Federal y personal de Protección Civil de Llera, quienes ya tenían acordonado el lugar de intervención.

En el lugar se procedió a entrevistar a Yuridia Janeth “N”, siendo la esposa del occiso, quien manifestó que habían salido de la ciudad de Monterrey hacia Ciudad Valles, San Luis Potosí, ya que su esposo es originario de Ciudad Valles.

Dijo que viajaban en caravana con amigos que iban en motocicleta y ella iba a bordo de una camioneta.

La mujer comentó que su esposo viajaba a bordo de su motocicleta marca Kawasaki, submarca Vulkan modelo 2007, quien perdió el control, se salió de la carretera y chocó con unas piedras que se encontraban en el suelo, por lo que observaron cuando la motocicleta dio vuelta y le cayó en la cabeza.

En el lugar a un costado de las rocas quedó el cuerpo sin vida del motociclista mientras que su “Jaca de acero” quedó incrustada en una cerca de alambre de púas.

Refirió que al lugar llegaron paramédicos cuando su esposo estaba vivo, pero inconsciente.

Cabe señalar que tras realizarse las actuaciones correspondientes por parte de los elementos de la Policía Investigadora se trasladó el cuerpo sin vida al Servicio Médico Forense para la práctica de la necropsia de ley.

Comentarios