Adelantados, medios y ‘fantasmas’

0
54
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Clemente Castro González.-

En la segunda semana de proselitismo empiezan a perfilarse tres tipos de campañas en la lucha por las diputaciones: las bien organizadas, aquellas andan en la medianía y las que de plano son fantasmas.

En cuanto a las primeras, se distinguen por tener una agenda diaria, en las que sobresalen las caminatas y visita a los ciudadanos en sus casas y centros de trabajo, a la par que se dan encuentros con agrupaciones de diversas índole.

De igual forma realizan brigadas de impacto, en sitios de alto tráfico vehicular, en las que decenas de jóvenes y activistas ondean las banderas de los partidos y las imágenes de candidatos y candidatas a la par que reparten propaganda.

Aunado a ello, hay “cuadrillas” que recorren las colonias populares en busca de espacios para colocar pendones en las casas, a fin de marcar territorio. Y, por supuesto, en puntos estratégicos ya quedaron anclados los espectaculares.

Uno de los rasgos distintivos de las campañas que cuentan con estructura se refleja en el manejo que se hace del aspecto mediático.

En ese sentido el equipo de comunicación e información del o la candidata conformó un grupo de WhatsApp de reporteros y columnistas, a los que les hace llegar con prontitud las referencias sobre las actividades del día, además del material que se genera.

Incluye videos, declaraciones, fotografías, boletines y cualquier tipo de promoción que se tenga para enviarse a través de redes sociales y a medios tradicionales.

Asimismo se concretan entrevistas exclusivas con periodistas que hacen su labor en portales y en prensa, radio y televisión.

Por supuesto que se tiene una casa de campaña, hay un sistema de monitoreo y análisis de contenido e igual se opera el llamado “cuarto de guerra” en el que se concentra la información sobre las secciones electorales, las listas de simpatizantes y de promotores y promovidos.

En las campañas de este nivel se manejan recursos suficientes para lo que se requiere “invertir” durante la etapa señalada.

Hablamos de pago a proveedores y prestadores de servicios,  activistas y su alimentación así como vehículos con suficiente combustible para las movilizaciones.

Desde luego que el o la candidata trae datos sobre las carencias de los lugares a los que acuden, propuestas y líneas discursivas que no desentonan con el manual de identidad.

Los que caen en dicho nivel de campaña son los del  Partido Acción Nacional (PAN), con sus variaciones y algunos del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Hay las y los abanderados que hacen su esfuerzo pero aún se les observa que “andan a medio gas”.

De esos puede señalarse que concretan dos o tres actividades al día, entre las que sobresalen las visitas domiciliarias y presencia en los sitios en los que coinciden los electores, entiéndase mercados, calles, paradas del transporte público y centros recreativos.

Se nota que la propaganda que reparten es limitada y eso se ve en los pegotes, pendones y en cuanto a objetos (gorras, abanicos, camisetas). Cuentan con pocos espectaculares y hay casos que ni eso.

En tales campañas se hace labor en los medios pero no necesariamente en forma sistemática y eficiente.

Cabe señalar que la agenda del día no siempre se distribuye en tiempo y forma, mientras que el grupo de WhatsApp de periodistas se encuentra en crecimiento y la operación en redes sociales va en ascenso.

Es evidente la escasez de dinero para meterle a la contienda y en esa circunstancia se ubica no pocos morenistas y priistas. Y ni que decir de los llamados institutos “emergentes”.

Sin embargo, con ingenio eso puede superarse a condición sustentar sus actividades en un proyecto específico y no esperar lo que haga la “diosa fortuna”.

Por último tenemos a los contendientes que realizan una labor marginal.

Aquí ubicamos a abanderados de los partidos del Trabajo (PT), de la Revolución Democrática (PRD), del Movimiento Ciudadano (MC) y Verde Ecologista de México (PVEM).

Debe señalarse que, por ahí se mueven, en ocasiones en la medianía, uno que otro aspirante del MC y PVEM.

En concreto, en la contienda y a ocho días de que inició, unos adelantan; otros todavía les falta por agarrar vuelo y hay los y las candidatas que únicamente están en el registro del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) y en la contabilidad de sus partidos.

 

AL CIERRE

Tamaulipas logró atraer a dos millones 463 mil paseantes del 12 al 21 de abril, lo que representa un incremento de 9. 31 por ciento en comparación con la Semana Santa del 2018.

Cifras oficiales estiman que la derrama económica es mil 763 millones de pesos.

La ocupación hotelera en el estado fue de 90 por ciento, el pasado jueves y viernes y los destinos turísticos de mayor afluencia fueron Ciudad Madero, Tula, La Pesca, Gómez Farías, Tampico y Jaumave, en los cuales se agotaron las habitaciones.

Al estado llegaron visitantes de Nuevo León, Coahuila, Querétaro, San Luis Potosí y Texas.

El operativo de seguridad funcionó en forma adecuada y este se prolongará hasta el 29 de abril.

+.-¿Quiénes se empeñan en desestabilizar al país? En México lo que no se gana en las urnas no puede lograrse a través de “grilla”.

En lo que no debe quitarse el dedo del renglón es en exigir a las autoridades, de los tres órdenes de gobierno, que cumplan con sus compromisos.

 

 

 

 

Comentarios