¡¿Quién los asesora?!

0
109
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Mauricio Zapata.-

Alguien debería decirle a los candidatos a las diputaciones locales cuáles serían sus atribuciones en caso de que el voto ciudadano los lleve a ocupar una curul dos de junio próximo.

Si no lo saben, entonces, el partido que los postuló los engañó y estos a su vez están engañando a los electores al hacer compromisos que nada tienen que ver con la labor de un legislador.

En este espacio hemos comentado en muchas ocasiones lo que realmente hace un diputado; hasta donde la Ley les permite y obliga a  hacer y hasta dónde ya no pueden intervenir

Y es que hemos visto algunas de las propuestas que plantean los candidatos de algunos distritos de diferentes partidos y hay proyectos que no tienen que ver con su función parlamentaria.

Hay casos, incluso que andan prometiendo crear leyes que ya están hechas. Se han comprometido a hacer gestiones para hacer obras que ya existen, y hay aquellos, incluso, que hasta obra pública se andan echando a la espalda como si dependiera de ellos.

Hay situaciones que se siguen dando en el estado y eso de alguna manera ha propiciado subdesarrollo o corrupción o incluso, hasta inseguridad, pero aquí no es crear más leyes, sino simplemente hacerlas cumplir. Pero no lo dicen, andan ahí intentando inventar el hilo negro y el agua tibia.

No. Asesórenlos. De verdad. No pueden andar en la calle haciendo campaña si no saben ni siquiera lo que les atribuye como diputados.

Ahí les van algunas promesas que han venido haciendo.

“Voy a trabajar por la paz”. Caray, cómo le puede hacer un diputado para lograr que se calme la inseguridad. Las leyes ya están hechas.

“Queremos saber dónde andan los chavos de secundaria”. No sé a qué se refiera, no ha detallado cómo le va hacer, cómo podría legislar al respecto.

“Vamos a promover el deporte”. ¿A caso eso no le corresponde al Ejecutivo?

“Formularé una agenda de espacio ciudadano”. Quien se comprometió a eso, no sabe ni lo que dijo, puesto que no supo explicar qué carajos es eso.

“Seré un incansable promotor del desarrollo”. Ah, caray. No sé si reírme, llorar o votar por La Chimoltrufia.

“Devolveré la sonrisas a las familias de mi distritos”. ¡Háganme el favor!

“No queremos ver a más niños enfermos”. No sé qué pretenda. Quizás una ley que prohíba que los niños se enfermen. No veo de otra.

“Hay que meterle muy duro a la educación”. ¿Sabrán acaso que hay una Ley de Educación? Una de ellas, la federal, recién reformada, por cierto.

“Que los servicios públicos lleguen a los que más lo necesitan”. Pues se supone que así debe ser, que ya hay una Ley que dice eso. Lo que deben hacer, entonces, es obligar al Gobernador y Alcalde que las haga.

“Nos piden que trabajemos y eso haremos”. Esta sí es para morirse se risa.

“Me comprometo a ser un vocero ciudadano”. Díganle al que prometió eso, que vocero ciudadano es sinónimo de diputado. Es como si fuera a decir, si votan por mí, les prometo ser un diputado.

“Buscaremos crear leyes que beneficien a niños y personas con discapacidad”. Eit, pst, pst. Ya hay una ley para ambos casos. Échense un clavadito por el Internet, gogleen “Ley de Integración Social de Personas con Discapacidad”, lo van a encontrar.

Y bueno, así hay decenas de propuestas que andan repartiendo a la gente y a la que no le explican cuál es la labor de un candidato.

Ojo, no hablo en especial de algún candidato. Tomamos las propuestas de varios de distintos partidos y de diferentes distritos. Cualquier semejanza con su “gallo” es mera coincidencia. Se los juro.

Lo peor, son los comunicados que les emiten su personal de prensa, los cuales parecen ser sus peores enemigos porque no les ayudan en nada promover bien su real propuesta.

EN CINCO PALABRAS.- Y faltan 37 días más.

PUNTO FINAL.- “No lo hagas, si no conviene; no lo digas, si no es verdad”: Marco Aurelio.

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios