Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Una joven sufrió una reacción alérgica que la mandó al hospital, ya que presentó complicaciones al respirar y se le cerró la garganta, por lo que recibió un tratamiento con esteroides, antiinflamatorios y antibióticos, todo, por inyectarse bótox en los labios.

Christina Burton, de 29 años de edad, residente de Manchester, Reino Unido, pagó cerca de 75 dólares para que el tratamiento se le aplicara desde su casa, sin imaginar las consecuencias que le traerían.

Los hechos se dieron en septiembre, y la joven decidió contar su historia para que otras personas tomen sus precauciones antes de someterse al tratamiento.

“Sentía un dolor en los labios como si fuesen a explotar, como si tuviesen su propio pulso”, comentó la joven.

“No voy a inyectarme rellenos de nuevo… Tuve la tentación de volverlo a hacer pero estoy asustada. La idea de pasar por eso otra vez… Simplemente no puedo, no vale la pena”, aseguró.

Con Información de: SIPSE