Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Una joven empleada doméstica filipina que había estado trabajando para una adinerada familia de Arabia Saudita por meses llamada Lovely, de 26 años de edad, fue atada a un árbol luego de haber dejado los muebles al Sol.

Los hechos se dieron el pasado jueves 9 de mayo, siendo un compañero de trabajo de Lovely, también de Filipinas, el que tomó la fotografía del castigo que se le impuso a la mucama, en donde se observa como está atada a un árbol de brazos y piernas en el jardín.

La familia de Medio Oriente habría impuesto ese castigo para que la mujer tomara conciencia de los efectos que produce estar bajo el Sol, igual que los muebles que dejó afuera, pero después de que las fotos se hicieran virales, la empleada fue rescatada.

Comentarios