Los partidos en una palabra

0
72
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Estamos a dos semanas de que se lleven a cabo los comicios para elegir a los 36 diputados que nos representarán en el Congreso del Estado; 22 de mayoría, que son los que nosotros, con nuestro voto, decidiéremos si se sientan en las curules.

Las campañas siguen bajas, tanto así que ni la supuesta guerra sucia ha prendido, salvo uno que otro “meme” en las redes sociales y que se comparte, más por morbo, que por hacer reflexionar a la ciudadanía sobre el sentido de su voto.

Los partidos, por su parte, tampoco han hecho mucho para atraer a los electores.

Los dirigentes estatales están prácticamente desaparecidos del escenario electoral. No han protagonizado eventos y no han mostrado liderazgo para que la gente, si no vota por el candidato, al menos lo haga por las siglas partidistas.

En suma, salvo uno que otro distrito, las campañas están más frías que un hielo de “jaibol”.

Así que a dos semanas de la jornada electoral, así vemos a los partidos, y los definimos en una  palabra:

Partido Acción Nacional (PAN): Optimistas.

Partido Revolucionario Institucional (PRI): Discretos.

Partido de la Revolución Democrática (PRD): Inexistentes.

Partido Verde Ecologista de México (PVEM): Pesimistas.

Partido del Trabajo (PT): Sumisos.

Movimiento Ciudadano (MC): Grises.

Movimiento Regeneración Nacional (Morena): Soberbios.

Hay distritos en los que no se ha visto nada de ningún candidato; hay otros, por el contrario, que sí han trabajado, pero no han convencido a nadie de votar por ellos.

Mientras tanto, el abstencionismo se frota las manos y ya prepara la legendaria canción de Queen “We are the champions”.

 

EN CORTO

UNO.- En el Ietam se están durmiendo en sus laureles y están lentísimos con la logística para el día de la elección. La verdad ni pareciera que estamos en pleno proceso electoral.

DOS.- Oigan, señoras y señores candidatos: si no saben bailar, no lo hagan, evítense el ridículo. Más que un aspirante en campaña, parecen un Doctor Simi de esquina. No todo es caerle bien a la gente.

TRES.- El país ha cambiado tanto que hace un año, un comunicador que cuestionaba al gobierno era aguerrido, valiente y comprometido; ahora quien lo hace es “fifí”, “neoliberal”, “chayotero” y “vendido”, entre otros adjetivos. Cosas de “la Cuarta”.

 

PREGUNTAS

¿Y si en vez de ser populares, mejor buscan convencer con argumentos? ¿Le están apostando al abstencionismo?

 

DIMES Y DIRETES

“No me voy a rodear por lambiscones ni barberos”: El presidente Andrés Manuel López Obrador. Híjole, demasiado tarde, mi presi.

Políticos en la red: @EtienneLlano: “Como tu diputado, voy a estimular las prácticas de parlamento abierto en el Congreso, para que la ciudadanía participe”.

EN CINCO PALABRAS.- Siguen sin convencer a nadie.

PUNTO FINAL.- Lo malo no son las promesas de los políticos en campaña, sino que todavía hay quien les cree.

Twitter: @Mauri_Zapata

 

Comentarios