Altiplano: empeora la crisis del agua

0
142
Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
La zona del altiplano, que comprende a los municipios de Bustamante, Miquihuana, Palmillas, Tula y Jaumave, está resintiendo con más severidad la sequía que golpea a Tamaulipas, con una estimación de diez mil familias sufriendo por la falta de agua.

Norma Dueñas, exdiputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y exdirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), calificó la situación de crítica y urgió a los gobiernos a implementar una estrategia de auxilio.

Dijo que la falta de lluvias ha agotado las fuentes de abastecimiento del agua, por lo que se está complicando la obtención del líquido para consumo doméstico.

“De por sí, gran parte de esa región es semidesértica, por lo que ahora, que no ha llovido, la situación es mucho más complicada. Es urgente que los tres órdenes de Gobierno atiendan el problema de inmediato, porque la gente está sufriendo”, mencionó.

Tamaulipas lleva ya varios meses, enfrentando una severa sequía por la prolongada ausencia de lluvias.

El fenómeno ya ha causado daños en la agricultura, al registrarse una reducción de hasta el 20 por ciento, en el rendimiento de las siembras de sorgo del ciclo Otoño-Invierno 2018-2019.

De mantenerse la ausencia de lluvias, se teme que haya superficies que se siniestren por completo.

Mientras tanto, productores pecuarios de la entidad también han reportado un impacto letal de la sequía, a través de la muerte de ganado.

El problema con los ganaderos, es que los pastizales están completamente secos y los mantos acuíferos se han secado.

Ante la situación y para evitar pérdidas, muchos productores están optando por vender el ganado más viejo antes de que muera.

Los municipios más afectados por la sequía son San Carlos, San Nicolás, Cruillas, Méndez y los de la zona centro del Estado.

Comentarios