Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Muchas veces se ha dicho que no todo lo que aparece en internet es cierto, más cuando se trata de compras, Ben Speller, turista de Reino Unido, sufrió una de estas amargas experiencias al alquilar una casa en Ámsterdam, y al llegar se topó con un contenedor.

Ben viajó a Ámsterdam para ver el partido del Ajax en contra de su equipo el Tottenham, en un partido correspondiente a las semifinales de la UEFA Champions League, y para ello alquiló una casa ‘limpia y con baño privado’ a través de la página Airbnb.

Pero a su llegada se topó con una gran sorpresa, pues en lugar de encontrar la casa por la que pagó 134 euros (tres mil pesos mexicanos), encontró un contenedor metálico similar a los que usan los barcos de carga a media calle.

Al darse cuenta de la estafa, el chico comentó que pasó tres veces frente al contenedor en un taxi tratando de encontrar la casa, pensando que se habían equivocado de dirección, y cuando se dio cuenta pensó ‘esto no puede ser’, comentó a un medio local.

La noticia le dio la vuelta al mundo, e increíblemente, las autoridades han confirmado que no es la primera vez que esto ocurre, hasta el momento ya se ha detectado otro contenedor que es usado para estafar a los turistas que llegan a la ciudad.

Con Información de: Chale México