La conveniencia y las máscaras

0
80
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Eleazar Ávila.-

Cerramos la semana con la siguiente advertencia, quedan 12 días y horas para que se acabe la campaña en los que se refiere al proselitismo, y jamás vimos tal capirotada de personalidades que hasta 2015 estaban en dos grupos.

Los del PAN cuesta arriba, con un sistema que las oprimía por casi todas las vías posibles, y los del PRI que no leyeron, igual que en el plano nacional, que un bumerang social estaba en camino. De hecho, ser tricolor era la forma más simple de vida.

Había trabajo, ingresos y sobrevivencia, negocios, según haya sido el estrato. Y de pronto, llegó el 2016, donde, como haya sucedido, se pierde la gubernatura y de ahí para el real una chuleta que se intensifica, cada quien en conveniencia, con los nuevos jefes locales y en 2018 con los nacionales.

Así que no le busque más, por eso, además, es que en sentido de broma, algunos dicen que al buen gobierno de Mario López en Matamoros se le ha sumado una enorme dosis de estructura priistas que fue mal atendida por el neopanista Jesús Juan de la Garza Díaz del Guante.

Y concluyen el PRI- Reaload en Morena está dando una gran batalla de la mano poderosa de la marca nacional de Andrés Manuel López Obrador, mientras que AN comete los mismos errores de los viejos priistas.

Pensar que todo se logra con recursos económicos y no con el corazón de la sociedad. Alguna vez lo comentamos, del cien por ciento de las despensas, por anotar un dato específico, solamente el 30 por ciento es efectivo.

No sabemos si lo mismo sucede con los parabienes institucionales de la Federación, becas, apoyos económicos para la tercera edad y chavos que se insertan en el mercado laboral con bonos de apoyo.

Lo que sí estamos seguros es que la guerra será de estructuras, que por cierto, si me pregunta sobre lo que vi en Matamoros, es que la enorme estructura del PRI está partida en tres.

No hay porcentaje que valga, pero sí es evidente que cuando bajas a territorio te encuentras a viejos amigos jalando para Morena, para el PAN y otros para el tricolor, todavía.

De los jefes políticos es de alta duda razonable, por cómo se mueven, que al menos dos exalcaldes son pro Partido Acción Nacional. Desde la administración como alcalde, Ponchito Garza ya tenía un equipo bastante azulado, y tras “perder la elección” de plano fuera máscaras.

Es panista y quien me diga lo contrario les recuerdo que tenemos amigos comunes, a quienes el exalcalde invitó para ser operadores de AN en la región y todo Tamaulipas, lo cual no tiene nada de malo, los que sucede es que no es ético, si no se hace la transferencia correcta. (Y todavía me debe una Harley, chiste privado).

El segundo es sin duda “Alias Chuchín”, que el tercero, aunque me lo niega siempre, es Erick Silva Santos. “Compadrito, cómo crees”, pero dicen que lo que no descubre el agua lo descubre el tiempo.

Veremos…

 

LO MEJOR DE CADA CASA…

Y cómo andan pueblo por pueblo. Veamos, Nuevo Laredo se estima que todo bien en favor de la marca de casa con Enrique Rivas como alcalde y jefe político. Aquí el análisis es simple.

Las encuestas son fotografías del momento, son desde una perspectiva aérea formas de diagramar el momento y en los distritos uno, dos y tres las cosas siguen al alza para Acción Nacional.

Recordemos que esta elección es sin precedente, porque van solo los diputados, y en esta zona no hay mayor interés porque no están en juego ni contratos, ni empleos, ni convenios, es decir, no hay beneficios tradicionalmente directos para la gente, como sucede cuando se juega una presidencia municipal.

Es más, se estima que solamente el 35 por ciento  del electorado registrado en el padrón saldría a votar y por eso se concluye que quien controla la estructura, quien ya amarró el voto es quien hará la diferencia. En este sentido, el panorama es positivo para el PAN.

Enrique no ha dejado de trabajar en territorio, el contacto con la gente es lo que afianza cualquier proyecto político. Y la marca Morena, a veces minimizada por la marca Canturosas, puede ser una inconveniencia, pues los de abajo no sienten el calor nacional que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

Algo similar pasa en Tampico, donde comanda Chucho Nader, y ponemos los dos polos de ejemplo en Tamaulipas, pues nos queda claro que los buenos gobiernos sí influyen, pues los candidatos pueden presumir.

Del cuarto piso.- Pobres los de Victoria, que se la han pasado justificando que no hay agua. ¿Veremos los efectos…?

Nostra Política.- ¿Quiénes mueven a tantos migrantes y cuál es el objetivo político?

18 pendientes…

Correo: [email protected]

Twitter.- @eldebateequis

Comentarios