Embajador lavó dinero chavista

El que fuera embajador de España en Venezuela entre 2004 y 2007, en el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, fue acusado formalmente este lunes.

0
41
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Madrid, 20 May (Notimex).- Sorpresa causó hoy en España la acusación de blanqueo de capitales venezolanos en contra del diplomático Raúl Morodo, quien pese a ello no fue detenido por su avanzada edad, 84 años, y su precario estado de salud.

El que fuera embajador de España en Venezuela entre 2004 y 2007, en el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, fue acusado formalmente este lunes.

En el marco de la operación, el hijo del diplomático y político español y otras tres personas si fueron detenidas. Alejo Morodo, abogado de profesión, fue vinculado con el blanqueo de al menos cuatro millones de euros procedentes de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), la principal firma petrolera del país sudamericano.

Para ello, contó con la ayuda supuestamente de su esposa, un socio y la mujer de éste. Todos ellos han pasado ya a disposición judicial.

Raúl Morodo, catedrático de Derecho Constitucional, fue uno de los fundadores del Partido Socialista Popular junto con Enrique Tierno Galván. Ambos son figuras fundamentales de la transición democrática española.

Morodo también fue embajador en Portugal, diputado europeo y embajador

extraordinario ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Las actividades delictivas comenzaron una vez que Raúl Morodo abandonó la embajada de Venezuela.

Según estima el juez Santiago Pedraz, el diplomático asesoró a su hijo para poder blanquear en España el dinero ilícitamente evadido de la petrolera venezolana, mediante ficticios contratos de asesoramiento legal que se extendieron de 2008 a 2013.

Los fondos fueron supuestamente transferidos primero a Panamá y de España pasaron a Suiza, según las investigaciones.

En ese periodo, el presidente de PDVSA era el exministro de Energía de Venezuela, Rafael Ramírez, quien es investigado por la Fiscalía del país sudamericano por el saqueo a la petrolera. Ramírez fue embajador de su país ante la ONU.

La operación policial en Madrid se desarrolla precisamente días después de que un grupo de siete diputados de la Asamblea Nacional venezolana –cámara legislativa opuesta al presidente Nicolás Maduro– presentara ante la Fiscalía española denuncias contra antiguos dirigentes chavistas por saquear las empresas públicas.

El objetivo es recuperar esos fondos, según las autoridades. Uno de los denunciados es precisamente Rafael Ramírez.

Según los denunciantes, el exministro Ramírez malversó miles de millones de dólares que debían ser destinados a mejorar el sistema eléctrico del país y a aumentar la producción petrolera.

El robo del dinero público provocó, según los diputados venezolanos que han presentado denuncias en España, entre otras cosas, el colapso que atraviesa la red energética en Venezuela.

Comentarios