‘Aladdín’ Llegó la magia

0
35
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

AP.-

En 1992, Disney transportó al público a la mítica tierra de Agrabah, donde conoció a un vago con corazón de oro, una alfombra voladora, una princesa obstinada y un genio mágico con algunas referencias raras a la cultura pop… y es un hecho que “Aladdin” se ganó el corazón de millones y se convirtió en la película más taquillera de ese año.

 

Esta película fue un proyecto ambicioso de animación que rindió resultados y generó décadas de apoyo de los fans, sin mencionar dos premios Oscar y un musical en Broadway. Ahora, en pleno 2019 y siguiendo con una tendencia muy lucrativa por parte de la compañía Disney, este cinta vuelve a nosotros pero en versión live-action.

 

* El director

Quien se aventuró a llevar las riendas de ese nuevo proyecto fue el cineasta Guy Ritchie, un británico que se ha hecho notar en el mundo de Hollywood con películas como “Sherlok Holmes” o “Rey Arturo: la leyenda”.

 

* El genio

Uno de los personajes más importante de esta película es el genio de la lámpara, quien en su versión animada contó con la voz del querido Robin Williams. Quien tomó el personaje para esta adaptación fue el actor Will Smith quien literalmente se puso en la piel del genio y buscó una manera de homenajear al fallecido William mientras al mismo tiempo, le imprimía su propia personalidad.

 

* El ladrón

El protagonista para esta versión en live-action es el actor nacido en Egipto pero criado en Canadá Mena Massoud, quien a sus 27 años recibió la oportunidad de saltar de la pantalla chica al cine pues anteriormente solo había aparecido en programas de televisión del país en donde pasó la mayor parte de su vida.

 

* La princesa

La joven actriz Naomi Scott, de ascendencia sudasiática, es a quien veremos como la princesa Jasmine. Quien casualmente era una de sus princesas favoritas, ya que se sentía atraída por la fortaleza que esta proyectaba, además confesar que llegó a identificarse con ella cuando era pequeña.

 

* Musicales

En cuanto a los números musicales, la producción más grande es la secuencia de “Príncipe Alí”, en la que aparecen 75 camellos dorados, 53 pavorreales y 95 monos persas. Además de 250 bailarines y 200 extras para crear ese mundo; así como un camello de nueve metros con 37 mil flores.

 

 

Comentarios