Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Arely López Galicia

Matamoros, Tam. – Durante la mañana de este viernes taxistas de Matamoros bloquearon los accesos a los puentes internacionales y las calles aledañas a la plaza principal en respuesta a los decomisos de unidades de transporte publico realizados por el Gobierno del Estado, a través de la delegación del transporte con el apoyo de la Policía Estatal.

Fue alrededor de las diez y media de la mañana, cuando se reportó el decomiso de 35 unidades de taxis, las cuales fueron llevada al corralón ubicado en la calle Fidencio Trejo.

En respuesta, lo choferes iniciaron una serie de protestas, comenzando por los puentes internacionales, Nuevo, Viejo y el puente Ignacio Zaragoza, mejor conocido como “los tomates”, en dónde por un lapso de casi tres horas permanecieron cerrados por un grupo de taxistas exigiendo la presencia de las autoridades, sin embargo, nadie se presentó.

En el caso del Puente Ignacio Zaragoza los taxistas impidieron también la circulación por las calles División del Norte, Acción Cívica y los accesos por el elevado que conecta directo a la aduana, en dónde decenas de automovilistas quedaron varados en el puente elevado hasta alrededor de la una de la tarde cuando fueron liberada las vialidades.

Mientras tanto en la plaza principal, se generó un caos vial aún mayor, pues ante el cierre de las calles Sexta, Quinta, González y Morelos provocaron una gran molestia entre los automovilistas que intentaban transitar por la zona centro de la ciudad.

Hasta este lugar, llegaron elementos de la Policía Estatal, quienes en diversas ocasiones intentaron dialogar, sin embargo, ante la molestia de los mismos choferes en diversos momentos llegaron a los golpes, ante lo cual se pidió la intervención de los elementos antimotines, y con grúas intentaron retirar varias unidades, sin embargo, los taxistas se amontonaron para evitar fueran retirados a la fuerza.

Los chóferes de los taxis, quienes permanecieron en la plaza principal, aseguraron que lo único que buscan es poder trabajar de forma honrada, por lo que pedía mantener un dialogo con las autoridades.

Israel Solerte, chofer de un taxi dijo que estos vehículos son la única forma de mantener a sus familias.

“En la mañana como a las 10 nos decomisaron vehículos, y hace dos semanas también, pero nosotros queremos que nos los regresen, porque es el único sustento que tenemos para nuestras familias, lo único que queremos es trabajar honradamente”, afirmó.

Comentarios