Sobreviven a volcadura

0
58
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

De manera milagrosa, el conductor de un tráiler logró sobrevivir luego de que la pesada unidad que manejaba cargada con tarimas volcó a un costado de la carretera.

La delegación de Tránsito local informó que los hechos ocurrieron sobre la carretera Rumbo Nuevo a la altura del kilómetro 11.

Los agentes informaron que el chofer, Carlos Aparicio del Angel, resultó con algunos golpes, pero nada de gravedad, sin embargo fue valorado por paramédicos en el mismo lugar.

De acuerdo a las versiones obtenidas en el lugar, el chofer había salido de la ciudad de Reynosa cargado con tarimas y se dirigía a San Luis Potosí.

Comentó el operador, que fue la altura del kilómetro 11 cuando chocó con una enorme piedra que se encontraba sobre la carretera, lo que provocó que perdiera el control del volante y posteriormente el peso de la carga le ganara hasta quedar volcado sobre su costado derecho.

Parte de los carriles de circulación quedaron obstruidos, lo que obligó a las personas que transitaban por la zona marcar al número de emergencias para reportar lo sucedido.

Afortunadamente el chofer resultó ileso y no hubo necesidad de trasladarlo a un hospital.

También el mismo viernes por la mañana, pero 22 kilómetros más adelante sobre la misma ruta se registró otra volcadura, donde el chofer resultó con lesiones menores a pesar de lo aparatoso del accidente.

Autoridades del municipio de Jaumave informaron que los hechos ocurrieron en el kilómetro 33 del tramo carretero Rumbo Nuevo-Jaumave.

Personal de Protección Civil del municipio de Jaumave fueron alertados sobre los hechos y de inmediato se trasladaron al lugar para darle los primeros auxilios al conductor, el cual fue identificado con el nombre de Juan Martín Martínez Saavedra de 27 años de edad, originario de San Luis de la Paz, Guanajuato.

Paramédicos señalaron que la persona presentaba golpes en el cuerpo, afortunadamente ninguno de gravedad.

Mientras era atendido, el chofer comentó que salió de la ciudad de Reynosa y se dirigía a Guanajuato, no llevando carga de ningún tipo.

Las autoridades refirieron que al parecer el exceso de velocidad provocó que el chofer perdiera el control y se estrellara contra el talud de la sierra, para posteriormente intentar enderezar la marcha pero sin conseguirlo, rebotando de nueva cuenta contra el talud donde la cabina quedó destrozada.

Fueron automovilistas los que presenciaron los hechos y quienes marcaron al número de emergencias 911 para pedir la presencia de los cuerpos de auxilio.

Algunas personas bajaron de sus unidades para auxiliar al chofer, quien resultó con golpes en el cuerpo.

Cabe hacer mención, que tan solo el viernes se registraron los dos accidentes vehiculares donde participan dos vehículos de carga y cuyos daños son superiores a los cien mil pesos.

Comentarios