Se desploma obra privada

El presidente local de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, agregó que pese a esa situación hay optimismo de que durante al menos los próximos meses puedan recuperarse, tanto en lo que corresponde a obra privada como pública.

0
121
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- La obra privada en la Ciudad registra una caída que se mantiene a la par con los bajos indicadores de desarrollo económico que arrastra la Capital del estado, lo que a su vez frena las inversiones en este y otros rubros, aseguró Luis Alberto González Cruz.

El presidente local de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), agregó que pese a esa situación hay optimismo de que durante al menos los próximos meses puedan recuperarse, tanto en lo que corresponde a obra privada como pública.

«La obra privada en general en la Ciudad se ha reducido por diferentes circunstancias, un factor es que el desarrollo económico está frenado desde hace ya un buen tiempo», señaló.
EL empresario agregó que en cuanto a las inversiones privadas también hay pocas salvo en cuestión de vivienda, sector en el que dijo se ha mantenido más o menos el ritmo de construcción.

«Esto es pese al impacto del incremento a los precios que también detienen un poco la inversión, pues los inversionistas prefieren mantenerse a la expectativa a la espera de un poco más de claridad en el aspecto económico», apuntó.

González Cruz dijo que es difícil calcular en qué porcentaje ha caído la obra privada, porque no tienen un registro como tal, sino que se basan en lo que se ven de construcciones en los sectores de la Ciudad.

«Pero es un hecho que ha bajado la obra privada, incluso así lo han declarado las centrales obreras tanto CTM como CROC en el sentido de que han bajado las contrataciones, en este caso también en lo referente a la obra pública», comentó.

– ¿Hay posibilidades de que puedan recuperarse?

«Sí hay posibilidades de que en lo que resta del año tengamos una recuperación, porque estamos precisamente en los meses en que empieza la temporada buena en que se hacen inversiones, una vez que pasó la incertidumbre de los primeros meses y la cuesta de enero que se prolonga a febrero y marzo».

Para concluir, González Cruz dijo que «esperamos ya una estabilización del mercado y que empiece haber más oportunidad para la inversión en construcción, los meses fuertes son mayo, junio, julio y agosto en los que se esperan inversiones importantes, para recuperarnos un poco tanto en obra privada como pública».

Comentarios