Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Durante la semana pasada en la que predominaron las temperaturas de 40 grados o más en la mayor parte del estado, se registró un incremento de alrededor del 13 por ciento en casos de infecciones diarreicas agudas.

Lo anterior fue dado a conocer por el director estatal de Epidemiología, Santos Daniel Carmona Aguirre, quien reiteró el llamado a los padres de familia en cuanto al lavado de manos y el manejo de los alimentos.

«Los promedios semanales de diarreas en todo el estado son de alrededor de cinco mil casos, en este momento cerramos la semana con cinco mil 674 casos lo que significa que nos encontramos un poco elevados», expuso.

El especialista señaló que para la etapa o la estación del año que transcurre y que es la plena temporada de calor, son números que ya esperaban.

«Entre las jurisdicciones sanitarias de mayor incidencia está la de Tampico que reporta mil 283 casos, le sigue la jurisdicción Victoria con 969, Matamoros con 962 y Reynosa con 727 casos, en el diagnostico de enfermedad diarreica aguda van de la mano los que conllevan diarrea, shigelosis, rotavirus, entre otras», detalló.

Carmona Aguirre refirió que desgraciadamente para el tema de diarreas la flora bacteriana es un abanico muy grande de agentes etiológicos, de ahí que las recomendaciones siguen siendo las mismas como el lavado continuo de manos.

«También la buena preparación y cuidado de los alimentos, así como el tema del agua, no consumir alimentos en la vía pública y en caso de enfermedad no automedicarse, sino acudir de inmediato a la unidad de salud», apuntó.

El epidemiólogo subrayó que en lo que refiere a los menores de cinco años, se recomienda a los padres de familia que tengan en sus casas cuando menos un sobre de vida suero oral, para que cuando el niño presente diarrea iniciar una hidratación agresiva, mientras lo llevan a la unidad de salud.

«Las altas temperaturas que se están presentando provocan que la colonias bacterianas presentes en los alimentos se desarrollen más fácilmente, lo que conlleva a que más rápidamente se eche a perder, es decir que lo que antes tardaba dos o hasta tres días, en la actualidad con las condiciones climáticas es cuestión de horas», finalizó.

Comentarios