Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Alfredo Guevara

Cd. Victoria, Tam. – El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, supo reconocer que de llegar a “pegar” un ciclón de frente o de lado, al unirse los niveles del sistema lagunario con el río Pánuco y el agua del mar, la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira no está preparada para enfrentar una contingencia de esa naturaleza.

Expuso que hay estudios, análisis y proyectos de por lo menos seis drenajes pluviales que se tienen que construir en esa región y que aun cuando se hizo una petición formal ante el Gobierno de la República, petición formal que hizo el Estado y que se pidió incluso a los diputados federales que ayudaran a bajar recursos para la realización de esa infraestructura.

Al acudir a la instalación y toma de protesta de quienes forman parte del Consejo Estatal de Protección Civil, el mandatario agregó que en su momento se planteó esta situación a los legisladores federales, “no más recursos para obra de infraestructura carretera o para programas o proyectos del Estado, solo para la construcción de los drenes pluviales a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y evitar una desgracia».

Desafortunadamente, admitió que ni parcialmente bajaron esos recursos, para un tema que no es menor.

Comentarios