¿Quién ganó?

0
26
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Adriana Heredia.-

Todos en lo general hablan del arrasador triunfo del Partido Acción Nacional en la entidad para la renovación del Congreso del Estado de Tamaulipas, la estructura en cada uno de los equipos de campaña hizo su trabajo, los candidatos, digamos que se movieron al ritmo que les tocaban y fueron disciplinados con las encomiendas y al final de la contienda los resultados hablaron solitos de la labor que en campo se realizó.

El triunfo en el albiazul se esperaba en varios distritos electorales, pero no la catastrófica derrota de los morenistas tamaulipecos que sí creían que iban a ganar sin saber que perdiendo ganaban desde el centro del país, quien hizo los amarres y quien intentó deshacerlos sin recibir línea para ello ya se ventiló a nivel nacional, pero así es la política en todos los niveles y los arreglos no se desarreglan.

De la derrota del Partido Revolucionario Institucional que se puede decir, los candidatos le echaron ganitas, pero no fue suficiente ni las ganas ni el recurso y mucho menos la estructura que se desmanteló desde hace mucho, que se llevaron los que se fueron a otros partidos y hasta los mismos que se lanzaron de candidatos de comparsa pertenecieron a las fuerzas básicas del extinto tricolor (en diputaciones por mayoría), perdieron, y aunque no ha desaparecido, después de la derrota muchos priistas salieron a las redes sociales a dar un grito desesperado por una refundación, pero el PRI se ha negado a tal reestructuración y muere poco a poco con cada contienda electoral en esta entidad.

Si bien es cierto se destaca el triunfo del PAN, la verdad es que quien ganó fue el abstencionismo, porque más del sesenta y seis por ciento de los integrantes del listado nominal no acudieron a votar este pasado domingo, perdió la democracia porque el descontento y el desánimo por no salir a emitir el sufragio hace unas elecciones a modo donde votaron quienes tuvieron que salir a votar y no por hacer valer su derecho, es a lo mismo que le apostaba el tricolor hace algunas décadas y la historia se repite pero con diferente color, muchos priistas ni siquiera se pueden quejar porque sería como escupir hacia el cielo, sólo el treinta y tres por ciento de los tamaulipecos con credencial de elector acudieron a votar, aunque hablamos de una elección apática intermedia local.

El PAN se sostiene como la primera fuerza política de la entidad, ganó con casi el cincuenta por ciento de la votación del pasado domingo dos de junio dejando a Morena en segundo lugar con un veintisiete por ciento de votos, seguido por el tricolor en tercer lugar con tan sólo el diez por ciento de la votación, de los partidos de comparsa sólo decir que hubo más votos nulos que los que ellos obtuvieron, es más los candidatos no registrados sacaron más votos que los candidatos del PRD.

 

HAZ

Aunque no todo está dicho, el triunfo del PAN abre la puerta para que con mayor fuerza se llegue al proceso electoral 2021-2022, por lo menos, hasta ahorita con la gubernatura y el Congreso a favor del albiazul más los ayuntamientos que suman, los comentarios entre pasillos en diferentes lugares no hablan sólo de un triunfo panista si no de tersar el camino para su permanencia en la administración estatal, de aquí a dos años pueden pasar muchas cosas pero mientras tanto, ya ganaron esta.

[email protected]

Twitter:@adriana_heredia

Facebook: @adrianaherediaperiodista

 

 

Comentarios