Amarga presentación

0
65
????????????????????????????????????
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rubén Jasso.-

Lo que empezó como una fiesta deportiva y con los mejores augurios, tuvo un final amargo, luego de que los “Diablos” de Lomas FC fueran goleados por marcador de 9-4 por los Coyotes de Río Bravo en actividad de la jornada tres de la Liga Mexicana de Futbol Rápido Profesional.

El encuentro, que marcaba el debut en casa del conjunto dirigido por Hiram Barrera, se desarrolló el sábado por la tarde en la cancha de la colonia Loma Alta bajo una temperatura sofocante, que terminó haciendo mella sobre todo en el equipo de Victoria.

Todo parecía ir bien para Lomas FC cuando Galileo Ruiz abrió el marcador al minuto ocho del primer cuarto y aunque la igualada de los Coyotes vendría enseguida por conducto de Fernando Silva, los locales retomaron la ventaja con una buena jugada de asociación que terminó conectando con la cabeza Eder el “Conejo” Moreno para el dos a uno.

En el segundo periodo las cosas se mantuvieron igual y así se fueron al descanso, aunque fue evidente que el calor afectó más a Lomas FC que a Río Bravo, que afinó su estrategia para la segunda mitad del encuentro y se convirtió en un vendaval que ya no pudo contener el equipo de Hiram Barrera.

Juan Camacho puso el 2-2 en el tercer cuarto y el mismo jugador lograría la voltereta para los visitantes, lo que complicó el accionar de los “Diablos” por momentos, pero aún tenían empuje y establecieron el 3-3 por medio de Galileo Ruiz.

Todavía al iniciar el último periodo, Lomas FC tenía el panorama a su favor, porque se fue 4-3 arriba con el gol de Rubén Martínez, pero Lucas Silva desperdició un “shoot out” que hubiera significado el quinto gol de los “Diablos” y ahí fue donde se escribió su suerte, pues los visitantes sacaron el orgullo para ganar el partido.

Con algunos minutos por jugarse y con mejor fondo físico, el conjunto de Río Bravo se volcó literalmente sobre la portería de Lomas FC, hilvanando seis anotaciones por conducto de David Herrera, Ignacio Salinas, Josué Rivas, Juan Camacho, Jesús de la Garza y Alejandro Ochoa para establecer el 9-4 definitivo.

El desánimo de los jugadores locales era evidente al finalizar el partido, aunque de todas maneras agradecieron a la afición que se dio cita en las gradas y posteriormente hablaron fuerte entre ellos con la finalidad de corregir errores y tratar de enmendar el camino para la siguiente jornada, cuando visiten al equipo de Reynosa.