Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

La familia de Norberto Ronquillo, el joven estudiante de la Universidad del Pedregal de la Ciudad de México que fue secuestrado y asesinado en Xochimilco, pagó 500 mil pesos por su libertad, y a pesar de ello, fue asesinado esa misma noche.

Los secuestradores le habían pedido a los familiares cinco millones de pesos, sin embargo, era una cantidad imposible de cubrir, por lo que solo entregaron 500 mil pesos. Norberto fue encontrado sin vida la mañana de este lunes.

Luego de que se diera a conocer la triste noticia trascendió que la tía del estudiante, con quien vivía, fue la persona que recibió la llamada de los secuestradores «Junta dinero, empieza a juntar dinero pe#$%&%$#…», le dijeron.

Dentro de la llamada, apenas se escuchaban las suplicas de Norberto, quien con mucho sufrimiento decía: «Ayúdame tía, ayúdame tía».

Norberto fue secuestrado dos días antes de su graduación. Trascendió que participó en las tareas de rescate y apoyo a las víctimas del sismo del 19 de septiembre, por ello, los Bomberos se unieron en su búsqueda difundiendo una imagen a través de redes.

“Él es Norberto, un chavo que estuvo al pie del cañón apoyando en el sismo del 19 de septiembre. Él es parte de nuestra familia y merece regresar a casa. Pongamos un alto a esto! Basta de violencia en nuestro país! Compartamos esto…ayudemos a encontrar a nuestro amigo Norberto”, se lee en una publicación del grupo Acopio Bomberos 6, de la Ciudad de México.

Tras su muerte, la Universidad del Pedregal declaró tres días de luto. La Procuraduría capitalina informó que debido al avanzado de descomposición del cuerpo, Norberto Ronquillo podría haber sido asesinado la misma noche en que fue plagiado.

Hace apenas unas horas, el Servicio Médico Forense informó que la causa del fallecimiento del estudiante podía haber sido una asfixia por estrangulamiento, y que para este lunes el joven ya tenía entre tres y cinco días de haber sido asesinado.

Con Información de: Debate

Comentarios