Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Reportes de la Agencia Espacial Europea (la ESA), anuncian una alta probabilidades de que el asteroide 2006 QV89, impacte con la Tierra durante el mes de septiembre de este 2019.

Siendo más específicos, sería el día 9 el elegido por el destino para que, de darse el caso, sucediera el catastrófico fenómeno.

Según los análisis, hay posibilidades de 1 entre 7000; un número que se puede considerar alto en ciertos aspectos; pero en términos astronómicos, es el objeto espacial con más posibilidades de atravesarse en el camino del planeta. Aún así, os astrónomos dudan que el evento llegara a pasar.

Su diámetro es de apenas 40 metros, para que un cuerpo celeste sea considerado un asesino global, tendría que tener como mínimo dimensiones cercanas al kilómetro. Asimismo, si no hay cambios bruscos en su trayectoria, consideran que pasará a unos 6.7 millones de kilómetros; es decir, a una distancia más lejos que la Luna.

Los asteroides son una preocupación real para los astrónomos

Desde hace algún tiempo, los astrónomos y autoridades de varios gobiernos han presentado una preocupación real por el posible impacto de un asteroide. Es por ello que se han comenzado a implementar varios planes de contingencia y simulaciones sobre lo que pasaría si se llegara a dar la catástrofe.

Ya se cuenta con un plan para desviar objetos peligrosos de la trayectoria de la Tierra; la idea es lanzar una nave espacial no tripulada que impacte con el cuerpo a una distancia segura, con la intención de mover su desplazamiento hacía una zona segura. Dicha iniciativa se pondrá a prueba en la siguiente década con el asteroide binario Didymos.

Con Información de: SDPnoticias 

Comentarios