John Milton hipnotizó a Ciudad Victoria

0
319
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Valeria Maldonado Peña.-

El caballero de la hipnosis, John Milton visitó Ciudad Victoria el pasado martes once de junio para dar una muestra de lo que es su trabajo a los victorenses así como para dejar constancia de que la hipnosis no es una farsa, y que esta puede dejar muchos beneficios.

Con 27 años de trayectoria, el sucesor del “Hipnotizador más grande de América” Taurus Do Brasil, Milton ofreció una rueda de prensa en la que pudo resolver algunas de las dudas más comunes de aquellos que ponen en duda la hipnosis y también para hablar un poco de su trabajo.

“Al hablar de la hipnosis siempre vendrán los fantasmas”, mencionó el hipnotizador mexicano quien está más que acostumbrado a escuchar frases que desacreditan su trabajo e incluso a quienes aseguran que el hipnotismo no es real. Ante esto indicó que él no tiene el poder de “dormir” a nadie que no quiera.

Con la ayuda de tres personas, John Milton realizó una muestra de cómo lleva a cabo la hipnosis, dejando claro que para ello necesita de tres cosas muy importantes que son una respiración adecuada, confianza y honestidad. Bajo estos tres principios es cómo él puede lograr llevar a las personas a un estado de hipnosis.

“Yo no duermo a nadie porque no tengo magia, no tengo poderes y no soy brujo. Me dedico a la hipnosis científica, la hipnosis verdadera. Yo no duermo a nadie pero el que quiere ser hipnotizado solo tiene que hacer las cosas que yo le pido: respirar, confiar y ser honesto”, reveló.

Agregó que es gracias a la buena respiración, “llamada respiración holística o modelo de hiperventilación pulmonar con mecanismos diafragmáticos de carácter controlado…con esto el paciente genera una sobre oxigenación del torrente de sangre”.

Cuestionado sobre los efectos que produce en una persona el ser hipnotizado, Milton aseguró que este tipo de terapias ofrece muchos beneficios más allá de solo crear momentos cómicos en sus presentaciones, pues se puede llegar a generar un estado de conciencia tan profundo que el paciente puede recibir mensajes de reprogramación.

Es así como poniendo de ejemplo la hipnosis que hizo en el jugador de futbol André-Pierre Gignac, mostró que este tipo de terapias pueden ayudar a las personas para mejorar en múltiples aspectos. Esto basado en la idea de que al implantar pensamientos positivos en alguien, lo único que se generaría como respuesta son buenas acciones.

Comentarios