Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Según un estudio del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, el dicho “chiquito, pero picoso” es una realidad, pues los resultados arrojaron que los hombres de baja estatura tienden a ser más agresivos.

Los psicólogos, Dennis Reidy, Danielle Berke, Brittany Gentile y Amos Zeichner, evaluaron a 600 hombres de entre 18 y 50 años, acerca de su percepción sobre los hombres, uso y abuso de sustancias, conducción de vehículos en estado de ebriedad y asaltos violentos.

Según el diario Excélsior, las respuestas de los hombres de baja estatura eran inseguros y tenían baja autoestima debido a su baja percepción de masculinidad, lo que derivaba en alta agresividad.

Estos resultados coinciden con el llamado “Síndrome del hombre chiquito” o “complejo napoleónico», el cual presuntamente afecta a personas de baja estatura, quienes al percibirse en desventaja, toman una actitud agresiva para defenderse.

Y es que, de acuerdo con varios estudios, existe evidencia de que las personas altas tienen mejores probabilidades de ascender a puestos de poder, atraer a una pareja, o ser percibidos como gente de un elevado estatus social.

Comentarios