En política no hay amigos…

0
19
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Tito Reséndez Treviño.-

1 -SOLO INTERESES.- La visión que se tiene al término de la pasada elección en nuestro estado, donde se eligieron diputados que constituirán la próxima legislatura local, nos dan el parámetro que en tratándose de política, los intereses están al orden del día y donde el Poder Ejecutivo Estatal tendrá todo para salvaguardar sus intereses políticos, administrativos y económicos, al término de su ejercicio constitucional.

Desde luego esto no es ninguna novedad, desde que México es México el poder nunca se ha compartido, y acordémonos cuando gobernó Porfirio Díaz durante treinta años y posteriormente durante el Maximato de Plutarco Elías Calles y se citaba aquella muletilla de que “el que gobierna vive aquí, pero el que manda vive enfrente.

Y apropósito de política y poder, según algunos intelectuales y politólogos y no pocos diplomáticos de épocas pasadas, coinciden que en la política, no existen amigos, sino intereses en común, claro está, entre los mismos que participan en grupos partidistas y que buscan el poder y el oro.

Y para clarificar mejor esta visión que tienen no pocos personajes sobre la política y el poder, que mejor que las reflexiones que anotamos en seguida  y que nos dan una idea de lo que realmente representan estos dos productos sociales.

  1. CRIPTOCRACIA.-A.- Para explicar por qué funciona como funciona el Estado mexicano: En política, el único pecado que no se perdona es la falta de complicidad.

B.-Estamos jodidos, pero contentos

C.- Parafraseando a El Gatopardo de Lampedusa y aplicado al nuevo “Sistema Nacional Anticorrupción”: Si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie”.

D.- Para decir que si te va bien cuentas conmigo, pero si te va mal nunca he estado contigo: No me apuntes, pero tampoco me borres.

E.- La naturaleza de los hombres soberbios y viles es mostrarse insolentes en la prosperidad y abyectos y humildes en la adversidad. Nicolás Maquiavelo

F.- A propósito de los criterios del acceso a los cargos políticos: No llega el que sabe, sino el que cabe.

G.- Y hablando del combate a la corrupción y adaptando la clásica frase de Aristóteles, Jorge Carpizo decía: Soy amigo de mis amigos, pero más amigo de la verdad.

H.- Sobre ética pública, la frase lapidaria de Benito Juárez sigue siendo gravemente vigente: “Bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos, no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad. No pueden gobernar a impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes. No pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir, en la honrada medianía que proporciona la retribución que la ley les señala”.

I.- Para justificar la corrupción el presidente Enrique Peña Nieto una frase que rápidamente se ha convertido en clásica: “La corrupción es un problema cultural”.

J.- Yo creo que llegará un tiempo en que sobre las ruinas de la corrupción se levantará la esplendorosa mañana del mundo emancipado, libre de todas las maldades, de todos los monstruosos anacronismos de nuestra época y de nuestras caducas instituciones. Samuel Fielden.

K.- “El poder no cambia a las personas, solo revela quiénes verdaderamente son”. José Mujica.

En fin, la corrupción, la impunidad, la opacidad y la falta de rendición de cuentas no solo son motivo de hartazgo y desencanto de la sociedad mexicana con la política, el gobierno y neo políticos.

BUEN SÁBADO

Comentarios