Cabeza: ¿simplemente Palacio?

0
544
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

 En el pasado inmediato, un gobernador (Tomás  Yarrington) dijo que en adelante su nuevo deporte, sería tirarle a Los Pinos, con lo cual el mandatario estatal de aquel entonces, (inicios de la era 2000), declaraba públicamente sus intenciones de  competir  por la Presidencia de la República.

Quince años después, otro gobernador tamaulipeco (emanado esta vez de las filas del PAN) parece haber puesto en marcha una cruzada publicitaria encaminada justamente a participar por el primer cargo político del país, que estará en juego en el lejano 2024.

En esta ocasión, Cabeza de Vaca ya no le tira a Los Pinos (pues ya están convertidos en paseo abierto al público), pero sí busca ser el siguiente primer huésped de Palacio Nacional. Como dice por ahí un conocido comercial de una tienda departamental: le tira a ser “simplemente Palacio”.

Sus motivos para hacerlo tienen mucho que ver con su capacidad para operar exitosamente, hasta ahora, elecciones locales, donde está en juego su liderazgo. Esto dio inicio a partir de 2016, con un tropiezo en las federales del 2018, pero con un regreso estelar este dos de junio del 2019.

Para algunos críticos, aunque no exento de cuestionamientos, el mandatario tamaulipeco acredita su talento como un triunfador político del panismo nacional.

Salvo Diego Sinhue de Guanajuato, y un poco el duranguense (recientemente abucheado) José Rosas Aispuro Torres, no hay a la vista quién le pueda competir, como el noqueador político del escenario azul en el país.

Recientemente nos preguntábamos en este mismo espacio de análisis y comentarios: ¿en qué aprovechará su bono político el cabecismo?.

Más tardamos en escribir esta interrogante que en empezar a observar acciones encaminadas al posicionamiento del mandatario tamaulipeco, como aspirante del cargo que actualmente ostenta Andrés Manuel López Obrador.

Algunas de las acciones donde ya se vislumbra el propósito de ir más allá del terruño tamaulipeco son las siguientes:

Uno.-Recientemente el Gobierno estatal acaba de ordenar el sellamiento de la frontera con Veracruz, bajo el argumento de evitar la contaminación de la violencia, que a decir de nuestras autoridades tamaulipecas no debe de contagiar al sur de la entidad. Se trata, indudablemente, de una estrategia de imagen a nivel nacional.

Dos.- El pasado once de julio, el gobernador García Cabeza de Vaca concedió una entrevista al diario El Heraldo, vía el periodista Jesús Martín Mendoza, y hace un balance de su administración: en dicha charla CV asegura que en tres años la entidad ha experimentado cambios en los renglones de seguridad, turismo, energías renovables y empleos.

–Al referirse al pasado dos de junio, lo mejor de esta jornada electoral, dice CV, es que fue muy tranquila, y los resultados están ahí.

Cabeza presumió la manera tersa y sin incidentes en que se llevó a cabo el proceso.

Hoy en día, el electorado evalúa lo que se viene haciendo en las entidades federativas, dice CV, y asegura que se recuperó la confianza. Revela que su policía es una de la mejores pagadas (la segunda en el país, dice). Destaca que vía DIF y SEBIEN se ha restablecido el tejido social.

Habla también del turismo como indicador, y presume que Tamaulipas ocupa actualmente el sexto lugar en materia de inversión extranjera.

Vienen más parques eólicos, anuncia, en lo que se ve es una entrevista edulcorada, que si bien es cierto, habla de avances logrados, tampoco cuestiona temas duros que siguen vigentes en el estado.

Recientemente, la especialista Isabel Miranda de Wallace incluyó a Tamaulipas en el ranking nacional del secuestro. Aunque eso motivó que la SSP del estado saliera a desmentirla, asegurando que estaba comparando las cifras del 2019 con el 2012.

Aun cuando también hay que aceptar que el Gobierno federal prácticamente nos ha dejado solos. Y no se perciben signos concretos de que en Tamaulipas el obradorismo se esté aplicando en el tema de la inseguridad y de la violencia, tal y como fueron sus promesas de campaña. La expectativa es la famosa Guardia Nacional.

Con todo y sus ángulos polémicos, la entrevista de CV con El Heraldo cumplió con sus objetivos de posicionamiento e imagen: empezar a proyectar a CV como un político sobresaliente en el país, y especialmente en las filas del PAN. Siente que los astros se le están alineando.

La sucesión presidencial, emprendida por el gobernante tamaulipeco, es la primera que se hace visible entre los opositores a AMLO. A cinco años del 2024 los movimientos cabecistas se perciben demasiado audaces, pues dan por hecho que se ganará el 2021 y también el 2022.

En resumen, la lectura es en el sentido de que puede aspirar a cosas mayores en el ámbito de la política federal: concretamente CV está buscando que lo consideren ya como presidenciable.

¿Lo logrará…?

Eso se verá conforme avance el tiempo. Cabeza acaba de inscribirse ya en las Ligas Mayores, donde los contendientes se llevan más pesado.

Será interesante ver su desempeño y el de sus adversarios hacia el interior del PAN en el país. Pero especialmente por parte de la 4T, que a nivel nacional sigue teniendo la sartén por el mango. Y también la canasta del presupuesto.

 

ZAFRA INFORMATIVA

En Matamoros, por instrucciones del alcalde Mario López Hernández se acaban de reordenar las rutas de la limpieza pública, con el propósito de tornar más eficiente este importante servicio a la ciudadanía.

Por otra parte, en Ciudad Madero se procederá a pintar los carriles para ciclistas en las principales avenidas de este municipio. Estas medidas, se dijo, garantizarán una mayor seguridad para los ciudadanos que se mueven a través de este medio de transporte.

Lo anterior se llevará a cabo luego de que organizaciones de ciclistas le plantearon dicha petición al alcalde Adrián Oseguera Kernión.

 

Comentarios