Alito en el PRI, ¿marcará el final de la era Osorio?

0
211
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

Sí como se sabe, es inminente la llegada de Alejandro Moreno Cárdenas al PRI nacional, la era Osorio Chong y sus alianzas con exgobernadores de Tamaulipas, podría llegar a su fin. Esto implicaría un reacomodo de fuerzas hacia el interior de los grupos tamaulipecos.

Y es que la permanencia de los mandos tricolores en nuestro estado, ya tiene más de nueve años, de maximato inalterable. La militancia ya pide a gritos, una oxigenación. ¿La habrá?

Este sábado 22 de junio, es el día marcado por el calendario interno del PRI nacional, como el indicado para el registro de candidaturas a presidir dicho partido en el país.

En este marco de acontecimientos, el campechano Alejandro Moreno Cárdenas acaba de pedir licencia para separarse de su cargo de gobernador, y se prepara para registrarse este fin de semana. El famoso “Alito”, se dice, lleva todas las de ganar.

En la víspera, han surgido algunos comentarios, que apuntan hacia una hipotética candidatura de unidad, aunque viéndola por el lado de la democracia interna, esto último no sería lo más aconsejable, por aquello de guardar las formas, y no hacer tan obvio el asunto.

Al menos, si tomamos en cuenta las denuncias y cuestionamientos formulados  por el exrector y exsecretario de Salud, José Narro, alegando dados cargados, a las que se agregan expresiones de inconformidad similares a cargo de Ulises Ruiz, lo mejor sería que el proceso interno, fuese cuando menos de dos, aunque ya todos adivinamos el desenlace.

Sea cual sea la forma de la elección, con competencia o sin ella, lo cierto es que, ya todo parece estar decidido a favor de Moreno Cárdenas. Se sabe que lo apoyan los gobernadores, de su partido, lo respalda Peña Nieto, y hasta AMLO le ha dado su bendición…imagínese.

Lo anterior, habla, desde luego, a favor del exgobernante campechano, sobre el que parece recaer la responsabilidad de rescatar al PRI del hoyo en que se encuentra.

No necesitamos decirlo, por el peso de la obviedad, pero si Alito sabe manejarse inteligentemente en su nueva encomienda, es más que clara su proyección hacia una todavía lejana candidatura a la Presidencia de la República.

Por lo pronto, el papel que parece estar destinado a jugar, será el de aliado coyuntural del Presidente AMLO, en el proyecto nacional de la 4T. De esta manera, el jefe del Ejecutivo federal, parece asegurar una posición de apoyo en el Congreso de la Unión, ante las embestidas del PAN.

Aunque, el Presidente AMLO (por algunos resultados del dos de junio), pareciera que, pretende fortalecer liderazgos políticos también en el PAN, sobre todo, hablando de gobernadores. En fin eso ya se verá con mayor claridad más adelante.

Como prueba de lo que le acabo de aseverar, líneas arriba, recordemos el caso específico del entonces dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, a quien Peña Nieto le ofreció todo su apoyo, y lo volvió presidenciable, aunque finalmente dicho idilio, terminara en un agrio desencuentro político, para muchos, la causa principal, de que “Ricky Rickin Canallín, nunca subiera en las encuestas.

Volviendo al tema específico de Moreno Cárdenas, será interesante observar su estilo político, pues una de sus ofertas, es la de abrir el partido a la sociedad, y que el PRI deje de ser un instrumento de grupúsculos ambiciosos, como ahora sigue ocurriendo en las entidades federativas.

Sería saludable que en estados como Tamaulipas, hubiese cambios, que desde luego se reflejarían posteriormente al relevo de la estafeta nacional.

Ya desde ahora, he escuchado los comentarios de militantes del tricolor tamaulipeco que saludan la oxigenación y al mismo tiempo festejan la inminente salida de las corruptas camarillas, ancladas sobre rancios padrinazgos escatológicos y con aroma a decadencia.

 

LLAMA LA ATENCIÓN MENSAJE INCLUYENTE DE GP

Un mensaje incluyente, sin duda lo fue, el del Coordinador de las campañas panistas, Gerardo Peña, cuando después del dos de junio, envía mensaje no solo a los que votaron por ese partido, sino también, hacia quienes no lo hicieron (y creo que ahí se involucra ese poco menos del 70 por ciento  abstencionista).

Les dice GP que, “desde hoy hacemos el compromiso de trabajar sin descanso, para obtener su confianza, con trabajo, entrega y resultados”. Se trata sin duda, de un viraje positivo, en la estrategia. Habrá que ver, en lo sucesivo, como se aterriza.

 

MORENA TAMAULIPAS, SIGUE A LA EXPECTATIVA

DE LOS CAMBIOS DELEGACIONALES

A la derrota, le ha seguido el silencio, pero… también la expectativa de enterarnos qué es lo que sigue, para el obradorismo tamaulipeco, después de que lo existente, no funcionó, al menos en lo que se refiere a tres casos específicos: Jr, Guasón y Américo. Este último le ha apostado todo su resto a Polevnski, aunque se sabe que, su muy probable relevo Bertha Luján, trae sus propias afinidades en nuestro estado, y no son precisamente por ese lado.

De hacerse realidad su llegada al CEN moreno, a la señora Luján le va a tocar  una etapa políticamente interesante en el país, y desde luego en Tamaulipas. Sería ella quien, hipotéticamente atendería el tema de las candidaturas a las diputaciones federales, en el 2021.

Pero donde más llama la atención por ahora el escenario morenista, no es el partido en estricto sentido, sino los probables nombramientos que podrían generarse, en los próximos días, desde el despacho mayor en Palacio  Nacional.

Todo va a depender de lo que AMLO tenga o quiera para Tamaulipas. ¿reforzarlo y revitalizarlo con representantes federales de la política pública que sepan operar políticamente al mismo tiempo para la causa? ¿O bien dejarán que sigan operando los mismos cuadros, que se dejaron caer en los brazos azules de ya saben quien en la entidad?

Lo primero será equivalente a que, desde Palacio Nacional quieren sacarse la espina y dar la batalla. Lo segundo un claro indicador de que ya entregaron  y vendieron la franquicia llamada Tamaulipas.

 

Comentarios