Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Milo de León, de 33 años de edad, narró para Homosensual la discriminación que sufrió por parte de un conductor de Uber en Monterrey, cuando se dirigía a un show drag en el que participó el pasado sábado 15 de junio.

Al intentar subir su maleta en la avenida Padre Mier, el conductor le negó el servicio bajo el pretexto de que no había pedido un Uber XL, pero cuando lo observó de arriba para abajo, le dijo: «¡Yo no llevó jotos! Que Cristo te salve».

Antes de retirarse le preguntó si era hombre o mujer, dejando claros sus motivos para negarle el viaje. Entonces, una mujer que casualmente pasaba por la zona defendió a la víctima, pero el agresor arrancó gritando «¡Yo no llevo jotos!».

Luego de los hechos, Milo prefirió no responder a los insultos del chófer, pues esto arrojaría más violencia, y se rió de la situación aunque no es la primera vez que le pasa y se cuestiona que Monterrey continúe siendo una ciudad homofóbica.

«¿Cómo es posible que alguien así esté trabajando en Uber, una empresa que supuestamente promueve el respeto a la diversidad?», comentó Milo de León.

A través de su cuenta de Instagram, Milo denunció el racismo en contra de su persona y la compañía prometió realizar las investigaciones correspondientes a fin de que el responsable pueda recibir una capacitación, ya que ese fue el deseo de la víctima.

«Quiero que el señor conozca a la diversidad y respete a cualquier ser humano, independientemente de quién sea», dijo, tras pedirle a la compañía no despedir a su agresor y que mejor sea capacitado y sensibilizado.

Con Información de: SDP

Comentarios