José María, un becario muy viajero

0
114
Tiempo aproximado de lectura: 6 minutos

Shalma Castillo.-

“Querer es poder”, esta es la frase que define a José María Castillo Zúñiga.

A sus 23 años la vida le ha puesto retos difíciles, los cuales ha superado con el apoyo de su familia… siempre con una motivación presente.

Es originario de Ciudad Victoria, Tamaulipas. Egresado de Ingeniería Comercial de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT).

Él no desaprovecha ninguna oportunidad para obtener una beca; los cursos, programas e intercambios internacionales son resultado de sus buenas calificaciones, que ha obtenido a través de apoyos económicos de becas.

Es de los 60 alumnos del país que ganó una beca de intercambio a Chile. Y de los 50 jóvenes más talentosos de México en el programa Talentum Universidad 2019.

El trabajo de Talentum desarrollado en el CIDE lo expondrá en Colombia en octubre.

Con esto ha ganado una beca para estudiar la maestría en la Universidad de Pittsburgh.

Domina el español, inglés, alemán y el básico chino – mandarín.

 

APROVECHANDO BECAS

La aventura comienza cuando decide aplicar para una beca, y luego de meter solicitud, resulta ser becado por el Gobierno de Chile, a través del tratado que tiene Chile-México-Perú-Colombia, “Alianza del Pacífico”.

Platica que cada año únicamente otorgan 60 becas en todo el país, José María resulta seleccionado entre ellos.

Como resultado del desempeño académico durante el semestre, el Gobierno de Chile le otorga un reconocimiento por ser el alumno con el promedio más alto de todos los mexicanos que están en intercambio.

 

ASÍ ES CHILE

A su llegada, dice que el choque cultural no es tan fuerte.

Aunque eso sí, los chilenos hablan muy curioso y rápido, pese a que es español a veces no se les entiende.

Al principio los chilenos son un poco fríos, pero una vez que los empiezas a conocer, realmente son personas leales y siempre están dispuestos a ayudarte.

Los chilenos son muy fiesteros, algo similar a los mexicanos… “estando en Chile me toca vivir las fiestas patrias, es una semana de vacaciones y todo el país está de fiesta, se acostumbra hacer asado (carne asada) y esos días son de fiesta loca, toman todos los días, hacen asado y montan una feria, de hecho muchos extranjeros van en esa temporada solo a pasar las fiestas patrias”.

Acostumbran a tomar pisco (que es como el tequila), es un destilado de uva; en gastronomía son muy comunes los completos, que vienen siendo como los hotdog de México, pero más grande y les ponen más ingredientes, también las cazuelas, que es un caldo de pollo o res, por ejemplo; la cazuela de vacuno, así le dicen a la carne de res. Un platillo típico es la “chorrillana”, que es carne, cebolla caramelizada, chorizo y huevos estrellados arriba.

Chile es muy seguro, las personas pueden salir de madrugada e irse caminando hasta sus casas

 

SISTEMA EDUCATIVO CHILENO

José María comparte que las cátedras son similares a las de la UAT.

Aunque percibe que el chileno es más responsable que el mexicano; por ejemplo, “si el profesor nos da una fecha para entregar una tarea, y si la cambia, los chilenos se enojan y exigen que no se cambie la que ya está establecida, y por el contrario, el mexicano a veces cambia la fecha para después”.

Los exámenes son muy difíciles a comparación a los de México, son de exigencia y prácticos, no tanto teóricos.

El sistema educativo; al principio solo era la escuela católica de Chile, pero con el golpe de estado, esta Universidad, que es para todo Chile, se fragmenta y empiezan a nacer las distintas universidades públicas que hay en el país.

En Chile la educación pública es “carísima”, es muy difícil entrar y solamente los chilenos que tienen alto poder adquisitivo logran pagar una privada, que también es muy costosa. Pero el Gobierno subsidia la pública si tienen buenas calificaciones. Presentan examen para entrar a la universidad pública, y si no quedan, deben esperar todo un año hasta que se abra nuevamente la carrera, pero quienes tienen dinero se van a la privada y todos entran. Por eso Chile tiene buen nivel educativo, porque la educación es muy cara y si no le echan ganas no les dan beca.

Algo muy importante, es que ¡leen muchísimo!, eso diferencia a la educación chilena a la de México, todas las semanas tienen controles de lectura de cien páginas, leer tres capítulos de 33 páginas cada uno, y solo te hacen tres preguntas abiertas de todo el tema. Y eso tiene valor de un diez por ciento de la calificación.

 

PAISAJES CHILENOS y SUDAMERICANOS

En la oportunidad de recorrer Chile se encuentra con el Valle del Elqui, también con una de las maravillas del mundo, las Torres del Paine, que están en la Patagonia chilena, a Santiago de Chile, en Chillán tienen una de las termas más bonitas de Sudamérica que están rodeadas de nieve.

José María comparte que también visita otros países de América del Sur: Argentina, Brasil y Bolivia.

“Además de la experiencia académica, realmente algo muy enriquecedor, son las personas que se vuelven tu familia”.

En cada país aprendes algo diferente, por ejemplo; en Argentina la comida es ¡riquísima!, aunque la visita no es tan amigable, porque sufren de la depreciación del peso argentino, y le toca ver manifestaciones.

Brasil; le toca el cambio de presidente y el ambiente es de revuelco, pero es un país lleno de magia y bailes.

Bolivia; aunque a veces pensamos que México está mal, comparado con otros, como Bolivia, no lo está. Es un país bonito, pero lamentablemente la situación económica se nota.

 

EXPERIENCIAS

Una de las experiencias que marca a José María es cuando recién llegado a Chile, lamentablemente su abuelita falleció en México.

“Estaba por salir de fiesta cuando me llaman para darme la noticia y les digo a los demás que no voy a ir porque mi abuelita falleció, a pesar de que tengo poco de conocerlos, se quedan conmigo y me apoyan muchísimo, me doy cuenta que queda gente solidaria en el mundo”.

José María también participa en el programa Delfín, donde realiza una investigación sobre la inteligencia competitiva del sector turístico; “investigamos todas las variables que engloban este concepto inteligencia competitiva, levantamos encuestas a hoteles, operadores, bares, restaurantes y esos resultados los exponemos en un Congreso del Verano Delfín”.

En este programa también es becado; “experiencia enriquecedora, personas maravillosas, te enseñan a trabajar en equipo, en este verano trabajo con un cuate que es maya, apenas y habla español, otro chico maya que mis respetos, con esfuerzos se está pagando la universidad. Uno se da cuenta que querer es poder”.

 

 

PROYECTOS ACTUALES

José María participa en un programa en el Centro de Investigación y Desarrollo Económico (CIDE), una de la universidades con más baja admisión en el mundo, en el programa Talentum, en este programa reclutan a 50 jóvenes de toda la República Mexicana que tienen que pasar filtros difíciles como exámenes de matemáticas, español, políticas públicas; por ejemplo les dan propuestas de desarrollo para una ciudad y tienen que argumentar cuál debe ser.

Son cinco generaciones y de Tamaulipas solo él. Hacen ponencias de alto nivel, clases magistrales, talleres y el objetivo es proponer proyectos, soluciones, principalmente tecnológicas para diversos problemas que tiene México, con la intención de hacer un cambio; desde la inseguridad, desempleo, marginación de la mujer, entre otras.

Va a trabajar en equipo un problema social y el proyecto desarrollado, en octubre lo van a exponer en Colombia.

 

PLANES A FUTURO

Con el hecho de participar en el programa Talentum, ya eres acreedor al 50 por cientode una beca para estudiar la maestría de Ciencias Políticas y Sociales o Relaciones Internacionales en la Universidad de Pittsburgh.

Y a mediano plazo va a conseguir el otro 50 por ciento de financiamiento para ir a estudiar la maestría.

 

APROVECHA LA OPORTUNIDAD

“Cada que veo convocatoria de una beca, digo, voy aplicar a ver si pega, y si pega, qué bueno, yo siempre he sido becado y con el cien por ciento. Lo primero es tener buenas calificaciones, porque es en lo que se fijan, eso te abre las puertas para las becas académicas”.

Las oportunidades están ahí, pero primero hay que quitarse el miedo, porque hay personas que tienen la oportunidad, pero no se van porque tienen miedo.

“Un poco de mi historia es que en los últimos años tengo a mi papá enfermo, semanas sin dormir por cuidar a mi papá de noche, y el realizar estas experiencias es un reto para mí, pero con el apoyo de mi familia es como lo he logrado. El consejo es que no se desanimen por los problemas que se presentan, si uno tiene las ganas de salir adelante, encuentras una motivación y puedes hacerlo, llegué a pasar dos semanas sin dormir, solo dos horas diarias, entre tareas, trabajar e ir al hospital, pero mi motivación me ayuda”.

“Me ha costado estudiar, y superar retos en la vida, pero querer es poder”.

Comentarios