Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Según un estudio del Departamento de Instalaciones de Colorado, aquellas personas que tienen entre 22 y 38 años de edad podrían pertenecer a la generación agotada, y por ello siempre están cansadas y con sueño a pesar de no hacer trabajos físicos pesados.

La investigación explicó que esto se debe a que desde el colegio comenzamos a posponer actividades que realizamos de último minuto sólo porque vemos que otros lo hacen, esto ocasiona el agotamiento de tu mente, que deriva en el cansancio en el cuerpo.

La mente envía esas señales a las que estás acostumbrado, y es aquí donde se habla de la educación, ya que son las conductas aprendidas las que te llevan a faltar al trabajo por flojera, en lugar de ser una persona proactiva.

Una opción para contrarrestar esto es madrugar, pues el cuerpo se acostumbra a realizar más actividades, sobre todo si se combina con el ejercicio físico y desayunar fruta, ya que su glucosa nos brinda energía.

Por último pero no menos importante, de hecho es el punto más relevante: realiza actividades que no tengan que ver con el trabajo, sino contigo, ya que un hobby estimula las neuronas y desarrolla tu parte espiritual, disminuyendo el estrés.

Con Información de: SDP

Comentarios